Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La ginecología pediátrica es una subespecialidad peculiar por derecho propio, que incluye conocimientos de algunas especialidades como pediatría general, ginecología, endocrinología de la reproducción, así como endocrinología y urología pediátricas. Por todo lo expuesto, el tratamiento de una paciente particular requerirá de la colaboración de médicos de una o más de las especialidades mencionadas.

++

Los trastornos ginecológicos en la niña difieren en gran medida de los que se observan en la adulta. Incluso la simple exploración física de los genitales es totalmente distinta. El conocimiento minucioso de las diferencias será útil para facilitar el diagnóstico de diversas anomalías ginecológicas que surgen en dicho grupo de edad.

++

FISIOLOGÍA Y ANATOMÍA

++
Eje hipotálamo-hipófisis-ovario
++

En el sistema neuroendocrino se despliega una cascada perfectamente concertada de fenómenos que regulan el desarrollo del aparato reproductor de la mujer. En el útero, las neuronas de la hormona que libera la gonadotropina (GnRH) se desarrollan en la placoda olfatoria del producto (que será femenino). Dichas neuronas migran a través del prosencéfalo hasta el núcleo arciforme del hipotálamo a las 11 semanas de gestación, aproximadamente (fig. 16-5, pág. 376). Forman axones que se extienden a la eminencia media y al plexo capilar del sistema porta de la hipófisis (fig. 15-11, pág. 345). La hormona liberadora de gonadotropina, que es un decapéptido, recibe la influencia de centros corticales superiores y es liberada de tales neuronas en forma pulsátil, al plexo porta de la hipófisis. Como consecuencia de lo anterior, en la mitad de la gestación, el “generador de pulsos” de GnRH estimula la secreción de gonadotropinas, que son las hormonas foliculoestimulante (FCH, folicle-stimulating hormone) y luteinizante (LH, luteinizing hormone) de la adenohipófisis. A su vez, la liberación pulsátil de gonadotropina estimula la síntesis de hormonas esteroides gonadales y su liberación por parte del ovario. En forma simultánea, comienza la etapa de división acelerada de células germinativas y desarrollo folicular, con lo cual se crean 6 a 7 millones de ovocitos, a los cinco meses de gestación. Al final del embarazo, los esteroides gonadales ejercen retroalimentación negativa en la secreción de GnRH hipotalámica y gonadotropinas hipofisarias. En ese lapso disminuye el número de ovocitos por el proceso de apoptosis influido por los genes, hasta llegar a una concentración de 1 o 2 millones en la recién nacida (Vaskivuo, 2001).

++

En la recién nacida, las concentraciones de FSH y LH aumentan de forma repentina en reacción a la disminución de las concentraciones de estrógeno placentario, y alcanzan su máximo en los primeros tres meses de vida (fig. 14-1); dicho aumento transitorio en las concentraciones de gonadotropina es seguido por un incremento en las concentraciones de esteroides gonadales, lo que, según se piensa, explicaría los casos de “afloramiento” de las tetillas de neonatas, expulsión mínima de sangre por desprendimiento endometrial, quistes ováricos efímeros, y secreción mucosa blanquecina de la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.