Skip to Main Content
CAPÍTULO 20

++

Las infecciones virales persistentes son aquellas en que la terminación de los síntomas tempranos y la enfermedad no se acompañan de la eliminación del virus en el hospedador, sino que el material genético viral persiste dentro del mismo. Los mecanismos moleculares de las infecciones virales persistentes no se entienden con claridad, pero deben satisfacerse tres condiciones generales a fin de que un virus establezca una infección persistente en un hospedador:

++

  1. El virus debe ser capaz de infectar las células del hospedador sin ser citolítico o citopático. Los virus han encontrado diversos tipos celulares dentro de los hospedadores, como las células no permisivas, a fin de lograr la infección y una citólisis menor para conservar su persistencia.

    Los virus son menos citolíticos para las células dentro de las cuales persisten.

  2. El genoma viral debe sostenerse mediante una variedad de mecanismos. Los genomas virales pueden conservarse de diversas maneras, incluyendo la integración y los episomas extracromosómicos en el caso de los virus DNA. Sin embargo, se desconocen los mecanismos de conservación del genoma RNA viral.

    Los genomas DNA se integran o persisten como episomas.

    No se comprenden los mecanismos de persistencia de los genomas RNA en las células.

  3. Los virus evitan su detección y eliminación por parte del sistema inmune del hospedador. En los virus han evolucionado diversas estrategias de evasión como la infección de localizaciones inmunológicamente privilegiadas que no son fácilmente accesibles para el sistema inmune (sistema nervioso central [CNS] y otros sitios), variación antigénica, regulación descendente de componentes inmunitarios y otros. Diversos virus ocasionan infecciones persistentes del CNS porque la respuesta inmunológica del hospedador no los detecta y elimina con facilidad.

    Evitan la detección y eliminación por parte del hospedador.

    Infectan sitios inmunológicamente privilegiados como el CNS.

++

Se ha acumulado evidencia que sustenta que una variedad de enfermedades neurológicas progresivas tanto de animales como de humanos son ocasionadas por agentes virales o filtrables de otro tipo que comparten algunas de las propiedades de los virus (cuadros 20-1, 20-2 y 20-3). Estas enfermedades se han denominado “enfermedades virales lentas” a causa del periodo prolongado entre la infección y el inicio de la enfermedad, así como por el curso extendido de esta última, pero un término más adecuado es “infección viral persistente”.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 20-1

Virus convencionales que ocasionan infecciones persistentes del sistema nervioso central

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 20-2

Enfermedades provocadas por virus no convencionales (priones)a

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.