Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El presente capítulo incluye dos géneros de microorganismos singulares que carecen de pared celular, pero por lo demás semejan bacterias. Difieren de los virus porque tienen tanto DNA como RNA, y por capacidad para crecer en medios libres de células. Son omnipresentes en la naturaleza como los más pequeños de los microorganismos de vida libre. Muchas especies de Mycoplasma se han aislado a partir de animales y seres humanos, pero Mycoplasma pneumoniae destaca como el microorganismo patógeno de seres humanos más claro y más importante. Las otras especies asociadas con enfermedad de seres humanos se resumen en el cuadro 38-1.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 38-1

Características de Mycoplasma y Ureaplasma patógenos

++

CARACTERÍSTICAS GENERALES

++

Mycoplasma y Ureaplasma están colocados taxonómicamente en los Mollicutes, una clase de procariontes que carecen de pared celular. Si bien su DNA no semeja cualquier otro procarionte, estudios sobre evolución sugieren que se derivan de bacterias grampositivas por evolución reductiva. Son muy pequeños (0.2 a 0.3 μm de diámetro), pero altamente plásticos y pleomórficos; aparecen como cuerpos cocoides, filamentos y estructuras en forma de botella. Las células sólo están rodeadas por una lámina bilaminar única (figura 38-1) que, a diferencia de las bacterias, contiene esteroles. Los esteroles no son sintetizados por el microorganismo, sino que los adquiere como componentes esenciales a partir del medio o tejido en el cual está creciendo. No hay flagelos ni pelos, pero en algunas especies se han identificado orgánulos de superficie que median la fijación. Al carecer de una pared celular, Mycoplasma y Ureaplasma se tiñen poco o nada con las tinciones habituales. Su genoma de DNA de doble cadena es pequeño, debido en parte a la falta de genes que codifican para una pared celular compleja. Mycoplasma pneumoniae es un aerobio, pero casi todas las otras especies son anaerobias facultativas. Todas crecen lentamente en medio de cultivo líquido enriquecido y en agar especial para Mycoplasma, y producen colonias diminutas sólo después de varios días de incubación. Para algunos, el centro de la colonia crece hacia el agar y parece más denso, lo que da el aspecto de un “huevo frito” invertido.

++
FIGURA 38-1.

Micrografía electrónica de Mycoplasma. Observe la presencia de ribosomas en la membrana citoplásmica y material amorfo en la superficie con ausencia de pared celular. (Cortesía del Dr. E. S. Boatman.)

Graphic Jump Location
+...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.