Skip to Main Content

++

Introducción

++

Si tuviera el honor de ser cirujano, jamás introduciría en el cuerpo de un hombre un instrumento cualquiera sin antes haberlo pasado por la flama.

Louis Pasteur (1874)

++

La cirugía se hace con técnica aséptica, mediante la cual se trata de impedir el ingreso de vida microscópica extraña a los sitios donde es necesario abrir una brecha temporal en las barreras defensivas del organismo. Si se desea saber cómo surgió el concepto de asepsia aplicada a la técnica del quirófano, es importante considerar los antecedentes.1

++

La idea nació en 1874, cuando Pasteur propuso utilizar sólo instrumentos, vendajes, esponjas e hilos de sutura previamente esterilizados; este concepto fue depositado como una semilla en el ambiente de la cirugía justo cuando el terreno estaba listo para recibirla. Algunos años antes, Lawson Tait, sin usar la antisepsia química ya disponible, prefería realizar limpieza rigurosa y se lavaba en forma sistemática las manos con jabón y agua hervida, y todos sus materiales por utilizar estaban hervidos. La solidez de la base científica aportada por la microbiología y la evidencia de los resultados vencieron la resistencia de los opositores, y así se consolidaron los principios de la técnica en el quirófano que en el siglo XX tomaron las características de un ritual aséptico muchas veces incomprendido.

++

Los protagonistas de la innovación fueron Terrillon y Terrier en París, quienes combinando asepsia y antisepsia desarrollaron las primeras técnicas integradas en el quirófano. Casi al mismo tiempo Von Bergman las aplicó en Alemania y Halsted en Estados Unidos, quien además introdujo el concepto de aislar físicamente las manos del cirujano con guantes de hule estériles. Esta idea de aislamiento, ya evolucionada en esta era de los plásticos sintéticos, condujo a la invención de burbujas e invernaderos asépticos de ambiente estéril, muy utilizados en laboratorios bacteriológicos y de investigación en virología, pero con los que todavía no se define un espacio práctico en la cirugía.

++

Actitud aséptica

++

El objetivo de la técnica estéril es que la intervención quirúrgica sea un procedimiento sin gérmenes que puedan infectar la región a operar. Para conseguirlo es indispensable que quienes trabajan en la sala de operaciones o en sus servicios auxiliares dominen el concepto de esterilidad bacteriológica y lo favorezcan con sus actitudes. Basta mencionar un ejemplo poco común: todo el diseño de las áreas de quirófanos y la tecnología estéril resultan inútiles cuando uno o varios miembros del grupo omiten las reglas elementales de presentación y dejan que sus cabellos mal cubiertos se desprendan y caigan en las aéreas de restricción o, lo que es peor, en los sitios estériles.

++

La reflexión anterior conduce a la primera regla de actitud en el quirófano y que Lucy Lo Atkinson enuncia como conciencia quirúrgica:2 “Es una voz interior que pide una práctica consciente de asepsia y técnica estéril en todo momento [...] desempeñarse de acuerdo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.