Skip to Main Content

++

DEFORMIDAD EN VALGO DEL PRIMER DEDO DEL PIE (JUANETES)

++

Datos para el diagnóstico

  • Prominencia ósea en la base del primer dedo del pie

  • Hinchazón, rubor y dolor en la base del primer dedo del pie

  • Dificultad para el uso de calzado

++

Generalidades

++

La deformidad en valgo o juanete del primer dedo del pie es uno de los problemas podiátricos más frecuentes que atienden los especialistas en el pie y el tarso. El juanete es una deformidad en la articulación del primer dedo, con abducción y rotación en valgo del mismo, en combinación con la desviación notable de la cabeza del primer metatarsiano hacia adentro. El juanete se forma cuando se pierde el equilibrio de fuerzas en los tendones que cruzan la articulación del primer dedo del pie. La cabeza del primer metatarsiano es susceptible a la acción de fuerzas externas, por el hecho de que no posee inserciones musculares. Conforme el primer dedo se desvía hacia afuera, los músculos abductores y flexor corto del primer dedo actúan como fuerzas deformantes, porque su acción desvía el eje longitudinal de la articulación de dicho dedo, hacia afuera. Al evolucionar la deformidad, las partes blandas laterales se contraen en tanto que se adelgazan y debilitan los tejidos de la zona medial o interna. Se considera que el trastorno es una deformidad progresiva.

++

Se conocen cinco tipo de entidades que culminan en la deformidad del primer dedo: 1) cuadros artríticos; 2) anormalidades biomecánicas; 3) enfermedades neuromusculares; 4) trastornos genéticos y 5) traumatismos. Entre las mecánicas anormales que contribuyen a la aparición del juanete están la contractura en equino y el pie plano. Las enfermedades neuromusculares que contribuyen a la deformidad mencionada incluyen la parálisis cerebral o una apoplejía. Los juanetes aparecen a veces con algunos tipos de cuadros artríticos inflamatorios como la artritis reumatoide. Entre los trastornos genéticos que ocasionan laxitud de ligamentos y más adelante inestabilidad que culmina en la deformidad propia del juanete están los síndromes de Ehlers-Danlos, el de Down y el de Marfan. La amputación del segundo dedo del pie agrava el riesgo de que surja el juanete, porque se pierde la zona de refuerzo lateral que brinda al primer dedo el segundo dedo.

++

Cualquier trastorno que ocasione un grado excesivo de pronación dispondrá a la aparición del juanete. En consecuencia, asume importancia particular en el preoperatorio y en el posoperatorio el control biomecánico del pie. Las personas con la deformidad mencionada suelen tener notables antecedentes familiares de ella. La aparición de juanetes tiende a observarse en los descendientes de grupos familiares, pero muchas veces no es precisamente tal anomalía la que surge, sino es la conformación y morfología del pie. La deformidad prevalece más en mujeres, causada posiblemente por el uso de calzado angosto. A pesar de ello subsiste la controversia en cuanto a los efectos de la herencia y el tipo de calzado como elementos precursores de la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.