Skip to Main Content

++

Introducción

++

El término "marcadores tumorales" involucra un espectro de moléculas con características muy divergentes, pero que comparten un vínculo con las enfermedades neoplásicas malignas que facilita su aplicación en la práctica clínica, donde son útiles como elementos de diagnóstico, estadificación, pronóstico o seguimiento de la respuesta al tratamiento del cáncer. Desafortunadamente, el cáncer representa más de 200 enfermedades distintas, por lo que la búsqueda de marcadores tumorales es un área de investigación activa.

++

Conceptos generales

++

Los marcadores tumorales (MT) son sustancias sintetizadas o liberadas por las células malignas o por las células normales en respuesta a un proceso maligno, y pueden ser determinadas en el suero, la orina, las heces o inclusive en los tejidos. Se considera que el MT ideal debe estar presente sólo en las células malignas, ser específico para el órgano y tipo de tumor, ser detectable en el suero de todos los pacientes con el mismo tipo de tumor y ser detectable en el suero desde el inicio de la enfermedad, además de que sus concentraciones deben correlacionar con la carga tumoral presente en el enfermo. En la actualidad, ninguno de los MT utilizados en la práctica clínica cumple del todo con estos criterios, aunque en las circunstancias adecuadas su cuantificación representa una forma sencilla y poco invasiva de diagnosticar o evaluar un proceso neoplásico y su evolución.1

++

Al momento de clasificar a los MT, es posible encontrar tanto antígenos de superficie, proteínas citoplásmicas, enzimas, hormonas o sus receptores, antígenos oncofetales, oncogenes, metabolitos, entre otros, por lo que para considerar a uno de éstos como un marcador tumoral útil debe cumplir los siguientes criterios:

++

  1. La molécula, sustancia o proceso biológico debe estar presente en proporciones anormales, excesivas o diferentes, como parte del proceso maligno o en respuesta al mismo

  2. El elemento debe ser susceptible de cuantificación y debe existir un valor diferencial que distinga con claridad lo normal de lo patológico

  3. El proceso analítico debe ser sencillo y reproducible con facilidad2

++

De manera general, la aplicación clínica de los MT se puede clasificar en cuatro categorías:

++

  1. Tamizaje: detección de la enfermedad en individuos asintomáticos con factores de riesgo para establecer un diagnóstico temprano

  2. Diagnóstico: distingue entre enfermedades benignas y malignas, o permite diferenciar un proceso maligno de otro

  3. Pronóstico: se relaciona con el tiempo de supervivencia o predice una respuesta al tratamiento

  4. Seguimiento: reconoce de forma temprana la recurrencia o progresión de la enfermedad, siempre y cuando el marcador tumoral se encuentre elevado al momento del diagnóstico.3

++

Por lo general, los MT no son diagnósticos, pero contribuyen al mismo; el valor depende de la prevalencia de la enfermedad en la población considerada, así como de su sensibilidad y especificidad. Ningún marcador tumoral es por completo sensible o específico, es decir que un resultado positivo no implica por sí mismo un diagnóstico de cáncer, y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.