Skip to Main Content

++

Introducción

++

En México, el carcinoma mamario es la primera causa de muerte por neoplasia maligna. En el año 2012 ocurrieron en el país 5 732 decesos atribuibles al cáncer de mama, lo que representó 2% del total de defunciones en mujeres. Con el uso de los estudios de imagen, como son la mamografía, el ultrasonido, la resonancia magnética y, más recientemente, los estudios moleculares, es posible detectar y evaluar lesiones mamarias. El diagnóstico de certeza se realiza mediante la biopsia de las lesiones, que hoy puede ser realizada de manera percutánea con aguja, evitando así los procedimientos quirúrgicos diagnósticos, los cuales quedan reservados para el tratamiento cuando existe un diagnóstico de lesión de riesgo o de lesión maligna.

++

Los estudios de imagen en general muestran dos indicaciones básicas: detección en mujeres asintomáticas y diagnóstica en mujeres sintomáticas (dolor, masa palpable, secreción por el pezón, etc.), observándose como hallazgos la presencia de masa, calcificaciones o distorsiones. Es importante hacer mención que existen otras indicaciones para los estudios de imagen aplicados en la evaluación de la mama, como evaluación de la extensión de la enfermedad localmente y a distancia, estado de la mama contralateral, valorar la respuesta a tratamiento, dar seguimiento a las mujeres que ya lo recibieron, valorar la presencia de enfermedad residual o, al finalizar un tratamiento, evaluar recurrencias.

++

Cada una de estas lesiones deberá categorizarse de acuerdo con el sistema Breast Imaging and Reporting Data System (BIRADS), en donde las categorías 1, 2 y 3 son consideradas negativas y BIRADS 2 se aplica para los hallazgos benignos.1 Desde su creación a la fecha, BIRADS ha ido incluyendo las diferentes modalidades de imagen para la evaluación de los hallazgos mamarios por mamografía, ultrasonido y, más recientemente, resonancia magnética.

++

El uso de la mamografía como método de detección temprana de cáncer mamario conduce al descubrimiento de lesiones clínicamente no palpables, en tanto que el diagnóstico temprano de la enfermedad impacta en el pronóstico de sobrevida. El uso de la mamografía con fines de detección impacta en la disminución de mortalidad por cáncer.2 Previo al uso de mamografía el carcinoma in situ sólo era diagnosticado en 5% de todos los carcinomas de la mama, mientras que posterior al uso de la mamografía su diagnóstico va más allá del 20%. Las mujeres con tumores diagnosticados in situ tienen una supervivencia mayor a 90% durante los próximos cinco años, en contraste con 27% en las mujeres diagnosticadas en estadios III B, III C y IV, que incluyen metástasis distales.

++

La mamografía de escrutinio ha demostrado su utilidad en la disminución de mortalidad por cáncer mamario, de ahí que la Norma Oficial Mexicana NOM-041-SSA2-2011, Para la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia epidemiológica del cáncer de mama,3 en sus tres niveles de intervención en prevención secundaria de la enfermedad, recomienda autoexploración mensual a partir de los 20 años de edad, exploración física ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.