Skip to Main Content

++

Definición

++

Los tumores metastásicos de un cáncer primario desconocido se definen como la presencia de múltiples metástasis con diagnóstico histopatológico de malignidad en diferentes regiones del cuerpo sin la presencia de un tumor primario evidente. Para poder definir que no existe un tumor primario conocido, se debe descartar su presencia con un interrogatorio y un examen físico completos, estudios de laboratorio generales (biometría hemática, función renal, función hepática, examen general de orina, sangre oculta en heces), tomografía de tórax, abdomen y pelvis, y una mastografía en mujeres.1

++

Epidemiología

++

En la actualidad, los tumores metastásicos de un tumor primario desconocido representan entre 4 y 5% de todos los tumores diagnosticados en todo el mundo.2 En México, los reportes del Instituto Nacional de Cancerología y del Registro Nacional de Neoplasias Malignas refieren que los tumores de origen desconocido representan entre 0.6 y 2.3% de todas las enfermedades malignas.

++

Subtipos histológicos

++

Los tumores metastásicos de un cáncer primario desconocido comprenden un grupo de diversas enfermedades que se categorizan según el subtipo histológico, lo cual también depende de la frecuencia con que se encuentran.3 Los tumores metastásicos de un cáncer primario desconocido se dividen en los siguientes subtipos:4

++

  • Adenocarcinoma (47.7%).

  • Carcinoma epidermoide o de células escamosas (22%).

  • Tumor neuroendocrino y otros (8.8%).

  • Tumor poco diferenciado (22%).

++

Revisión clínica y estudios de gabinete

++

En pacientes a los que se les detecta un tumor metastásico de un cáncer primario desconocido se les debe realizar un interrogatorio y exploración física completos, lo que incluye un tacto rectal y una exploración ginecológica bimanual en mujeres. Tanto en varones como en mujeres, la realización de estudios de extensión como la tomografía de tórax, abdomen y pelvis así como estudios generales de laboratorio (biometría hemática, pruebas de función renal, función hepática, sangre oculta en heces y examen general de orina) son de suma importancia. En varones, se debe complementar con la determinación del antígeno prostático específico. En pacientes en los que se encuentre sangre oculta en heces positiva o alta sospecha de lesión en el tubo digestivo, se deben practicar estudios endoscópicos como la colonoscopia y endoscopia del tubo digestivo superior. En pacientes en quienes los estudios no muestren algún sitio primario de enfermedad, la PET/CT puede detectar el sitio del tumor primario hasta en 20-40% de los casos.5,6 Sin embargo, existe un estudio prospectivo en el que no se demostró beneficio al compararlo con la tomografía computarizada (TC).7 Es por ello que la PET/CT sólo se debe utilizar en casos muy específicos, por ejemplo, en tumores de células escamosas de un ganglio cervical sin evidencia de tumor primario. Los estudios específicos como mastografía o ultrasonido de mama en pacientes mujeres con metástasis ganglionares axilares y alta sospecha de lesión primaria en mama son de suma importancia. El estudio de citología ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.