Skip to Main Content

ANATOMÍA ANORRECTAL

Los aspectos anatómicos del ano y el recto dictan la evaluación clínica y el tratamiento de pacientes con trastornos anorrectales (figura 31-1).

De la parte externa a la interna, las características anatómicas de superficie del anorrecto están compuestas de la piel glútea, anodermo, zona de transición anal, y en posición proximal la mucosa rectal. La piel glútea incluye vello, glándulas sebáceas y sudoríparas. Esta área, en particular 3-5 cm de piel del margen anal alrededor del ano, puede quedar infectada por el virus del papiloma humano, resultando en condiloma anal, que también puede afectar tejido más proximal en el anodermo y la mucosa rectal inferior. Asimismo, la hidradenitis perianal es relativamente común, y aparece en las glándulas sudoríparas apocrinas de la piel perianal. A diferencia del condiloma anal, la hidradenitis perianal sólo ocurre en la piel glútea, puesto que el anodermo carece de glándulas sudoríparas.

El anodermo empieza en el borde anal y termina en la línea dentada. A diferencia de la piel glútea, está desprovisto de vello y glándulas sudoríparas. Las fisuras anales ocurren en el anodermo y pueden asociarse con un pólipo centinela externamente y una papila anal hipertrofiada internamente (figura 31-2). La escisión quirúrgica de demasiado anodermo durante hemorroidectomía u otra intervención quirúrgica anorrectal puede provocar estenosis anal.

Figura 31-2.

Diagrama del anorrecto, donde se muestra la tríada de fisura o de úlcera.

La zona de transición anal yace entre el anodermo escamoso y la mucosa rectal. En esta zona hay epitelio escamoso, cúbico, transicional y cilíndrico, con pliegues longitudinales llamados columnas de Morgagni, entre las cuales hay criptas anales con glándulas anales asociadas que se abren hacia su base. La zona de transición anal es importante por dos razones. En primer lugar, porque es el puente desde inervación somática hacia inervación visceral y para drenaje linfático desde los ganglios linfáticos inguinales hacia los pélvicos. Los linfáticos que provienen del canal anal por arriba de la línea dentada drenan por medio de los linfáticos rectales superiores hacia los ganglios linfáticos mesentéricos inferiores y en posición lateral hacia los ganglios linfáticos iliacos internos. Por debajo de la línea dentada, el drenaje ocurre hacia los ganglios linfáticos inguinales, pero puede ocurrir hacia los ganglios linfáticos rectales inferiores o superiores. En segundo lugar, las glándulas anales en las criptas son el sitio de abscesos anorrectales y fístulas anales. Desde el punto de vista anatómico, las glándulas anales en las criptas se extienden hasta una profundidad variable, lo cual da por resultado abscesos perianales, interesfinterianos o isquiorrectales, cuando estas glándulas quedan bloqueadas.

En posición proximal a la zona de transición anal está la mucosa rectal. Por arriba de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.