Skip to Main Content

I. HERNIAS

Una hernia externa es una protuberancia anormal de tejido intraabdominal a través de un defecto parcial en la pared abdominal. Aunque la mayoría de las hernias (75%) se originan en la ingle, las hernias de la pared abdominal representan una proporción creciente (15-20%), con las hernias umbilicales y otras ventrales como representantes del resto. Generalmente, una masa herniaria está compuesta de tejidos (piel, tejidos subcutáneos, etc.), un saco peritoneal y alguna víscera contenida. Si el cuello del saco es estrecho cuando se manifiesta desde el abdomen, el intestino inflamado dentro de la hernia puede obstruirse o estrangularse. Si ésta no se repara en los momentos iniciales, el defecto puede crecer y el trabajo operatorio volverse más complicado. El tratamiento definitivo de la hernia es la reparación quirúrgica.

Una hernia reducible es aquélla en la que el contenido del saco regresa al abdomen de manera espontánea o con maniobras manuales cuando el paciente se encuentra recostado.

Una hernia irreducible (incarcerada) es aquélla cuyo contenido no puede retornar al abdomen, de manera habitual porque queda atrapado por un cuello estrecho. El término “incarceración” no implica obstrucción, inflamación o isquemia de los órganos herniados, aunque esta misma es un requisito para que tenga lugar la obstrucción o estrangulación.

Aunque la luz de un segmento de intestino dentro del saco herniario puede obstruirse, de manera inicial la irrigación sanguínea puede mantenerse sin compromiso. El compromiso de la irrigación sanguínea del contenido del saco (p. ej., epiplón o intestino) resulta en una hernia estrangulada, en la cual puede originarse la gangrena del contenido del saco. La incidencia de estrangulación es más alta en las hernias femorales que en las inguinales, pero la estrangulación puede ocurrir en cualquier tipo de hernia.

Un tipo de hernia poco común y peligroso, la hernia de Richter, ocurre cuando sólo una parte de la circunferencia del intestino se estrangula en el defecto fascial. Una hernia de Richter estrangulada puede reducirse espontáneamente y la porción gangrenosa del intestino reconocerse durante el acto quirúrgico. Después, el intestino puede perforarse con la peritonitis resultante.

HERNIAS DE LA INGLE

Anatomía

Todas las hernias de la ingle sobresalen a través del orificio miopectíneo de Fruchaud, una debilidad o defecto de la fascia transversal, una aponeurosis localizada justo afuera del peritoneo. En posición externa a la fascia transversal, se encuentran los músculos transverso del abdomen, oblicuo interno y oblicuo externo, los cuales son carnosos en su parte lateral y aponeuróticos en su parte medial. Sus aponeurosis forman las capas de revestimiento del fuerte músculo recto abdominal por encima de la línea semilunar. Por debajo de esta línea, la aponeurosis pasa por completo, por delante del músculo. Entre los dos músculos rectos verticales, las hojas aponeuróticas se encuentran y forman la línea alba, la cual se encuentra mejor definida por encima del ombligo. La grasa ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.