Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En ocasiones se requiere diálisis para tratar las nefropatías agudas o crónicas (CKD, chronic kidney disease). El empleo del tratamiento de sustitución continua de la función renal (CRRT, continuous renal replacement therapies) y el tratamiento de sustitución prolongado intermitente de la función renal (PIRRT, prolonged intermittent renal replacement therapy)/diálisis lenta de poca eficiencia (SLED, slow low-efficiency dialysis) es específico para el tratamiento de la insuficiencia renal aguda y se describe en el capítulo 304. Estas modalidades se utilizan de manera continua (CRRT) o en sesiones de 6 a 12 h (SLED), a diferencia de las sesiones de 3 a 4 h propias de la hemodiálisis intermitente. En el capítulo 304 se describen las ventajas y desventajas del CRRT y el PIRRT/SLED.

La diálisis peritoneal se utiliza rara vez en países desarrollados para tratar la insuficiencia renal aguda, dado que conlleva un mayor riesgo de infecciones y (como se indica más adelante) es menor su capacidad de eliminación por unidad de tiempo. El tema principal de este capítulo es el empleo de la diálisis en la nefropatía en etapa terminal (ESRD, end-stage renal disease) y la peritoneal.

La mayor disponibilidad de la diálisis ha hecho posible prolongar la vida de miles de pacientes con ESRD. En Estados Unidos, hoy en día, hay 675 000 pacientes con ESRD tratada (insuficiencia renal aguda que requiere de diálisis o trasplante), la gran mayoría de los cuales necesita diálisis. Desde el año 2000, la prevalencia de ESRD tratada ha aumentado 74%, lo que refleja un incremento pequeño en la incidencia y un aumento marginal en la supervivencia de los pacientes que reciben diálisis. La incidencia de ESRD es de 370 casos por millón de habitantes por año. La frecuencia es desproporcionadamente mayor entre los estadounidenses de raza negra (875 por millón de habitantes por año) en comparación con estadounidenses blancos (285 por millón de habitantes por año). En Estados Unidos, la causa principal de ESRD es la diabetes mellitus, que representa en la actualidad el 45% de los casos de ESRD de nuevo diagnóstico. Más de 30% de los pacientes tienen ESRD atribuida a la hipertensión, aunque no es seguro si en estos casos es la causa o la consecuencia de vasculopatía u otras causas desconocidas de insuficiencia renal. Entre los restantes trastornos importantes causales de ESRD figuran glomerulonefritis, nefropatía poliquística y uropatía obstructiva. Una fracción de la incidencia excesiva de ESRD entre los afroamericanos puede deberse a la transmisión de alelos de alto riesgo para el gen APOL1.

A nivel global, los índices de mortalidad de la ESRD son más bajos en Europa y Japón, pero son muy altos en los países en desarrollo, donde es poco factible el uso de diálisis. En Estados Unidos, la mortalidad de pacientes con diálisis ha disminuido un poco, pero aún es en extremo elevada, con una tasa de supervivencia a 5 años cercana al 40%. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.