Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En los capítulos 4 y 6 se mapearon la corteza motora primaria (giro precentral del lóbulo frontal), la corteza somatosensorial primaria (giro poscentral del lóbulo parietal) y la corteza visual primaria (corteza calcarina del lóbulo occipital posterior) en los hemisferios cerebrales. La corteza auditiva primaria está alojada en el giro temporal superior del lóbulo temporal. El conocimiento de las ubicaciones de la corteza motora y estas tres cortezas sensoriales primarias permite una deducción lógica de las funciones del resto de la superficie cortical, como se comenta a continuación.

El hemisferio contralateral al lado de la mano diestra se considera el hemisferio dominante (p. ej., el hemisferio izquierdo en un paciente diestro), y el hemisferio ipsilateral al lado de la mano diestra se considera el hemisferio no dominante (p. ej., el hemisferio derecho en un paciente diestro). La mayoría de los pacientes es diestra, de modo que su hemisferio izquierdo es el hemisferio dominante. La disfunción del lenguaje se debe comúnmente a lesiones en el hemisferio dominante (por lo general el izquierdo), mientras que la negligencia (véase Atención, a continuación) se debe con mayor frecuencia a lesiones en el hemisferio no dominante (por lo general el derecho) (que causa negligencia del lado izquierdo).

REGIONES CORTICALES

Lóbulos parietales: atención espacial y praxis

Atención

Las regiones del lóbulo parietal delimitadas por la corteza somatosensorial en posición anterior y la corteza visual en posición posterior, tienen ubicación ideal para combinar información visual y espacial, y desempeñan funciones en la conciencia del cuerpo en el espacio, el razonamiento espacial y el procesamiento matemático (figura 7–1). La proyección desde el lóbulo occipital en posición superior al lóbulo parietal (el torrente dorsal) se denomina la vía “del dónde”: la información visual se procesa aquí para determinar dónde están las cosas en el espacio respecto al cuerpo. Las lesiones aquí pueden causar negligencia (inatención): el paciente no está consciente de una mitad del mundo. La negligencia es más común en lesiones en el lóbulo parietal no dominante, que por lo general es el lóbulo parietal derecho que causa negligencia del lado izquierdo. Los hallazgos del examen en pacientes con negligencia incluyen extinción ante estimulación simultánea doble (capítulo 4), falta de conciencia de déficits (anosognosia; p. ej., no reconocer que una extremidad parética es débil pese a incapacidad para moverla), y en casos graves, incapacidad para reconocer como propias las partes del cuerpo que son objeto de negligencia.

Figura 7–1

Esquema de la superficie lateral izquierda del cerebro, que muestra regiones corticales clínicamente importantes seleccionadas. Adaptada con autorización de Waxman S: Clinical Neuroanatomy, 27th ed. Nueva York: McGraw-Hill Education; 2013.

Las lesiones en el giro angular del lóbulo parietal dominante (por lo general el izquierdo) ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.