Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN A LA ANATOMÍA Y LAS ENFERMEDADES DEL SISTEMA NERVIOSO PERIFÉRICO

El sistema nervioso periférico incluye las raíces nerviosas, los ganglios de la raíz dorsal, los plexos braquial y lumbosacro, y los nervios periféricos. Las raíces nerviosas se unen para formar plexos (plexo cervical, plexo braquial, plexo lumbosacro) que originan nervios periféricos.

Los nervios periféricos individuales son sensoriales, motores, autónomos o mixtos. Los nervios mixtos son conductos de dos vías: la información motora eferente viaja desde la médula espinal hacia los músculos, y la información sensorial aferente viaja desde la periferia hacia la médula espinal.

Las señales motoras eferentes viajan desde las células del asta anterior (neuronas motoras alfa) hacia los nervios periféricos por medio de las raíces ventrales; éstas son las neuronas motoras inferiores que están bajo el control de los fascículos corticoespinales (véase capítulo 4).

La información sensorial aferente viaja desde los nervios periféricos hacia los ganglios de la raíz dorsal, y desde estos últimos hacia la médula espinal por medio de las raíces dorsales para entrar en las vías sensoriales ascendentes (véase capítulo 4).

Las señales autónomas simpáticas eferentes del sistema nervioso periférico se originan en las columnas intermediolaterales de la médula espinal torácica, hacen sinapsis en los ganglios paraespinales, y después viajan en neuronas posganglionares hacia órganos terminales. El control parasimpático de los órganos del tórax y casi todos los órganos del abdomen proviene del nervio vago (par craneal [CN, cranial nerve] 10), con excepción del tercio final del tracto gastrointestinal, la vejiga urinaria y los órganos de la reproducción, que reciben eferencias parasimpáticas provenientes de los nervios que surgen a partir de raíces nerviosas provenientes de los niveles sacros 2 a 4. El control central del sistema nervioso periférico autónomo proviene de las vías hipotalámicas -del tallo encefálico.

La enfermedad del sistema nervioso periférico puede afectar las raíces (radiculopatía), los ganglios de la raíz dorsal (ganglionopatía; también conocida como neuronopatía sensorial), las neuronas motoras alfa (enfermedad de neurona motora), el plexo braquial o lumbosacro (plexopatía), o uno o más nervios periféricos (neuropatía periférica).

La localización de hallazgos focales o multifocales del sistema nervioso periférico requiere determinar si un patrón de debilidad, alteración sensorial o disminución/ausencia de reflejos puede explicarse por un problema con:

  • Un nervio único (mononeuropatía)

  • Una raíz única (radiculopatía)

  • Múltiples nervios individuales (mononeuropatía múltiple)

  • Múltiples raíces (polirradiculopatía)

  • El plexo braquial o lumbosacro (plexopatía)

Si una enfermedad del sistema nervioso periférico es generalizada más que focal, los síntomas y signos clínicos pueden ayudar a determinar cuáles niveles del sistema nervioso periférico están afectados (esto es, polineuropatía, polirradiculopatía, polirradiculoneuropatía, o ganglionopatía). El cuadro 15–1 lista los principales síntomas de cada categoría de trastorno del sistema nervioso periférico, y se comentan con mayor ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.