Skip to Main Content

DEFINICIONES Y CAUSAS DE LAS CONVULSIONES Y LA EPILEPSIA

Las convulsiones son causadas por descargas eléctricas anormales en el cerebro. La epilepsia es la enfermedad que consiste en convulsiones recurrentes no provocadas. La definición de “provocadas” aquí es más precisa que en el lenguaje común, y se refiere a factores provocadores agudos y reversibles que causan convulsiones. Por ejemplo, hipoglucemia aguda, abstinencia de alcohol, fiebre alta y medicamentos o toxicidad por fármacos o drogas, son factores reversibles agudos que pueden provocar convulsiones (cuadro 18–1). En estos escenarios, el cerebro puede ser estructuralmente normal, pero la exposición al factor provocador agudo provoca convulsiones. Cuando se trata la causa, las convulsiones por lo general mejoran y el paciente no necesariamente está en riesgo de convulsiones recurrentes futuras.

Cuadro 18–1Causas de convulsiones provocadas y epilepsia

Los tumores cerebrales, el accidente cerebrovascular, el traumatismo encefálico, la infección del sistema nervioso central (CNS, central nervous system) previos y las malformaciones corticales, pueden causar convulsiones, pero estas entidades no son agudas ni reversibles, por tanto, las convulsiones recurrentes ocasionadas por cualquiera de estas causas se consideran no provocadas. Un paciente con un tumor cerebral (o con cualquiera de los fenómenos adversos en el sistema nervioso central previos antes listados) que tiene una primera convulsión ha tenido el foco convulsivo potencial subyacente durante cierto tiempo. Sin un factor provocador agudo (p. ej., infección, alteración metabólica), el médico puede preguntarse ¿por qué el paciente tuvo una convulsión en ese día particular, y no en el día, la semana o el mes anterior? Las convulsiones en este contexto se consideran no provocadas porque pueden ocurrir en cualquier momento sin un factor provocador, del mismo modo que las convulsiones no provocadas de los síndromes de epilepsia genética idiopática. Por ende, se considera que los pacientes con convulsiones recurrentes debidas a tumores cerebrales, traumatismo, accidente cerebrovascular, intervención quirúrgica neurológica, infección del sistema nervioso central previos, o cualquier otro foco convulsivo subyacente irreversible (cuadro 18–1), tienen epilepsia, y deben recibir tratamiento.

Algunas causas de convulsiones sintomáticas agudas (provocadas), como accidente cerebrovascular o hemorragia aguda, traumatismo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.