Skip to Main Content

PRESIÓN INTRACRANEAL AUMENTADA (HIPERTENSIÓN INTRACRANEAL)

Principios generales de la presión intracraneal

El contenido intracraneal contribuye al volumen y la presión intracraneales

El cráneo contiene tres componentes que coadyuvan al volumen intracraneal: el cerebro, su riego sanguíneo y el líquido cefalorraquídeo (CSF, cerebrospinal fluid). El cerebro explica alrededor de 80% del volumen intracraneal, la sangre arterial y venosa aproximadamente 10%, y el líquido cefalorraquídeo alrededor de 10%. El cráneo está fijo y sólo puede tener cambios pequeños del volumen intracraneal antes de que la presión intracraneal aumente. Esta última aumenta debido a incremento del volumen de cualquiera de los tres componentes del contenido intracraneal (cerebro, volumen de sangre o líquido cefalorraquídeo).

Presión intracraneal aumentada por incremento del volumen del cerebro

Tanto las lesiones cerebrales focales como las alteraciones patológicas difusas del cerebro pueden incrementar la presión intracraneal (ICP, intracranial pressure). Una lesión focal del cerebro (p. ej., accidente cerebrovascular [apoplejía], tumor, absceso, desmielinización) causan presión intracraneal aumentada, ya sea por efecto de masa o por obstrucción del sistema ventricular que obstruye el flujo del líquido cefalorraquídeo. El edema cerebral difuso (p. ej., secundario a traumatismo encefálico grave, lesión hipóxica-isquémica, hiponatremia, meningoencefalitis) aumenta el volumen general del cerebro, lo que incrementa la presión intracraneal.

Presión intracraneal aumentada por incremento del volumen sanguíneo

El volumen sanguíneo aumentado ocurre por flujo de salida venoso disminuido (p. ej., trombosis del seno venoso) o como consecuencia de flujo sanguíneo arterial aumentado (debido a vasodilatación cerebral).

Presión intracraneal aumentada por incremento del volumen de líquido cefalorraquídeo.

El volumen de líquido cefalorraquídeo aumentado (hidrocefalia) en ocasiones es consecuencia de obstrucción de la circulación del líquido cefalorraquídeo o, rara vez, por incremento de su producción (p. ej., por papiloma del plexo coroideo). La obstrucción de la circulación del líquido cefalorraquídeo produce bloqueo en cualquier sitio dentro de sistema ventricular (p. ej., tumor, hemorragia intraventricular, estenosis congénita del acueducto) o bloqueo de las granulaciones aracnoideas, donde el líquido cefalorraquídeo se absorbe hacia la circulación venosa (p. ej., debido a meningitis, hemorragia subaracnoidea). La obstrucción ventricular causa hidrocefalia no comunicante: los ventrículos no pueden comunicarse uno con otro para permitir que el líquido cefalorraquídeo circule. En la hidrocefalia no comunicante, sólo los ventrículos proximales a la obstrucción se dilatarán (p. ej., la obstrucción del tercer ventrículo dilatará los ventrículos laterales, pero no del cuarto ventrículo). La obstrucción de las granulaciones aracnoideas causa hidrocefalia comunicante: los ventrículos aún pueden comunicarse entre sí, pero el líquido cefalorraquídeo no se resorbe. En la hidrocefalia comunicante, todos los ventrículos se dilatarán.

Si el volumen del cerebro aumenta, existe la posibilidad de compensación limitada en los otros dos compartimientos (líquido cefalorraquídeo y sangre) para mantener el volumen intracraneal constante (doctrina de Monro-Kellie). Los mecanismos compensatorios incluyen desplazamiento de líquido ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.