Skip to Main Content

ESQUIZOFRENIA

La esquizofrenia está dentro de las más graves de todas las enfermedades incurables. Ésta fue la opinión expresada hace 60 años en la Medical Research: A Mid-Century Survey, que patrocinó la American Foundation. Es probable que su prevalencia mundial de casi 0.85%, y en particular su inicio temprano, cronicidad y relación con incapacidades personales, profesionales y sociales obliguen a concluir lo mismo hoy día (consúltese Carpenter y Buchanan). La esquizofrenia se ha detectado en todos los grupos raciales y sociales estudiados a la fecha. En promedio, cada año surgen 35 casos nuevos por 100 000 personas (Jablensky). Los estudios de prevalencia sugieren que en cualquier momento particular 0.85% de la población mundial padece esquizofrenia, y se calcula que las tasas esperadas sean de hasta una posibilidad en 100 de que una persona presente el problema en algún momento de su vida. El Global Burden of Disease Study procedente de múliples fuentes (Charlson et al.) ofrece estimados de 2016 de 0.28% de la población mundial que no varía mucho entre poblaciones o regiones. A pesar de la baja incidencia, el número resultante de años de vida con discapacidad es enorme.

La incidencia de esquizofrenia se mantuvo casi igual en los decenios pasados. Los varones y las mujeres se afectan con igual frecuencia. Por razones desconocidas, la incidencia es mayor en las clases sociales que muestran alta movilidad y desorganización. Se ha sugerido que el deterioro funcional por la enfermedad resulta en una “deriva inexorable” hacia el estrato socioeconómico más bajo, donde se hallan pobreza, hacinamiento, pocas posibilidades de estudiar y otras deficiencias; empero, los mismos datos han servido para respaldar la idea de que la esquizofrenia puede deberse a estos factores sociales.

Los esquizofrénicos ocupan alrededor de la mitad de las camas en los hospitales para enfermos mentales: más camas de hospital que las destinadas para cualquier otra enfermedad. Estos casos constituyen 20% a 30% de los nuevos ingresos en los hospitales psiquiátricos (100 000 a 200 000 casos nuevos por año en Estados Unidos). La edad de ingreso al hospital varía entre 20 y 40 años, con un nivel máximo entre los 28 y los 34 años. La carga económica generada por esta enfermedad es enorme: los costos directos e indirectos en Estados Unidos se han estimado en 50 000 millones de dólares.

En la actualidad, neurólogos y psiquiatras aceptan la idea de que la esquizofrenia comprende un grupo de trastornos relacionados muy de cerca y que se caracterizan por un tipo particular de alteración del pensamiento, el afecto y la conducta. Los síndromes mediante los que estos trastornos se manifiestan difieren de los del delirio, los estados de confusión, la demencia y la depresión en las formas que se aclaran en las páginas siguientes. Por desgracia, el diagnóstico depende del reconocimiento de las alteraciones psicológicas características, para las que no se cuenta con datos físicos y de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.