Skip to Main Content

OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

OBJETIVOS DE APRENDIZAJE

Después de revisar este capítulo, será capaz de:

  1. Ilustrar y categorizar las estructuras, patrones de expresión y fuentes de antígeno para las clases I y II de moléculas MHC, identificando las conexiones entre estas moléculas y los receptores de las células T que las reconocen.

  2. Describir cómo se heredan los genes MHC en grupos (haplotipos) que codifican un conjunto de alelos exclusivos de cada individuo, y utilizar esta información para predecir el resultado del trasplante de tejidos entre individuos que no son completamente compatibles con el MHC.

  3. Reconocer las formas en que la diversidad se integra al locus MHC, cómo esta variedad complementa la diversidad de moléculas de unión al MHC (receptores de células T; capítulo 6) y cómo influirá en la selección de células T en el timo (desarrollo de células T; capítulo 8).

  4. Predecir cómo las variaciones en el surco de enlace del MHC influyen en el arreglo de fragmentos de antígeno que serán presentados al sistema inmune y, por tanto, cómo la diversidad del MHC contribuye a la supervivencia del individuo y de la especie.

Diagrama de cinta de una molécula humana del MHC clase I (azul claro y oscuro) con un espacio ocupado por un péptido (naranja), que se mantiene en el surco de enlace.

Aunque tanto las células T como las B utilizan moléculas de su superficie para reconocer el antígeno, lo logran de maneras muy diferentes. En contraste con los anticuerpos o receptores de células B, que pueden reconocer antígenos libres, los receptores de células T solamente reconocen fragmentos de antígeno que primero se presenten en la superficie de otras células. Estos fragmentos de antígeno, o péptidos antigénicos, se mantienen dentro del surco de unión de una proteína de la superficie celular llamada molécula del complejo principal de histocompatibilidad (MHC, major histocompatibility complex). Las moléculas MHC están codificadas por un grupo de genes estrechamente asociados, llamados colectivamente locus MHC, o simplemente el MHC. Los fragmentos peptídicos que se unen a las moléculas MHC se generan dentro de la célula después de la digestión del antígeno, y el complejo del péptido antigénico más las moléculas MHC se transportan a la superficie celular. Las moléculas MHC actúan así como contenedores de la superficie celular para sostener y mostrar fragmentos de antígeno, de manera que las células T que se aproximan puedan engranarse con estos complejos moleculares mediante sus receptores de células T. Esto puede ser sorprendente, pero como veremos, estos complejos péptido-moléculas MHC se pueden encontrar en todo el cuerpo, y las células T deben hacer constantes valoraciones sobre si deben reaccionar, y cómo cuando se encuentran con estos complejos.

TÉRMINOS CLAVE

Molécula del complejo principal de histocompatibilidad (MHC)

Locus MHC

Moléculas MHC clase I

Moléculas MHC clase II

Células presentadoras de antígeno (APC, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.