Skip to Main Content

OBJETIVOS

OBJETIVOS

Después de revisar este capítulo, será capaz de:

  • Describir los componentes y funciones del oído externo, medio e interno.

  • Explicar los roles de la membrana timpánica, los huesecillos auditivos (martillo, yunque y estribo) y el vestíbulo en la transmisión de sonido.

  • Describir la forma en que los movimientos de las moléculas en el aire se convierten en impulsos generados en las células ciliadas de la cóclea.

  • Explicar cómo se codifican el tono, la intensidad y el timbre en las vías auditivas.

  • Describir los componentes de la vía auditiva desde las células ciliadas cocleares hasta la corteza cerebral.

  • Comparar las causas de la pérdida auditiva conductiva y neurosensitiva y las pruebas que se utilizan para distinguirlas.

  • Definir los siguientes términos: tinnitus, presbiacusia y sordera sindrómica y no sindrómica.

  • Explicar cómo funcionan los implantes cocleares y los audífonos.

  • Explicar cómo los receptores en los conductos semicirculares detectan la aceleración rotacional y cómo los receptores en el sáculo y el utrículo detectan la aceleración lineal.

  • Enumerar las principales aferencias sensitivas que proporcionan la información que se sintetiza en el cerebro para el sentido de posición en el espacio.

  • Describir los mecanismos neurales para el nistagmo vestibular y el modo en que el nistagmo puede utilizarse como un indicador de diagnóstico de la integridad del sistema vestibular.

  • Describir las causas y los signos clínicos de los siguientes trastornos vestibulares: vértigo, enfermedad de Ménière y cinetosis.

INTRODUCCIÓN

Nuestros oídos no solo nos permiten detectar sonidos, sino que también ayudan a que mantengamos el equilibrio. Los receptores para dos modalidades sensitivas (audición y equilibrio) se alojan en el oído. El oído externo, el oído medio y la cóclea del oído interno están involucrados en la audición. Los conductos semicirculares, el utrículo y el sáculo del oído interno están involucrados en el equilibrio. Tanto la audición como el equilibrio se basan en un tipo especializado de receptor llamado célula ciliar. Hay seis grupos de células ciliadas en cada oído interno: un grupo en cada uno de los tres conductos semicirculares, uno en el utrículo, uno en el sáculo y uno en la cóclea. Los receptores en los conductos semicirculares detectan la aceleración rotacional, aquellos en el utrículo detectan la aceleración lineal en la dirección horizontal y los del sáculo detectan la aceleración lineal en la dirección vertical.

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DEL OÍDO

OÍDO EXTERNO Y MEDIO

El oído externo está compuesto por la aurícula (pabellón), que captura las ondas de sonido; el meato auditivo externo (conducto auditivo), a través del cual viajan las ondas sonoras; y la membrana timpánica (tímpano), que se mueve hacia adentro y hacia afuera en respuesta al sonido (figura 11–1). La membrana timpánica marca el comienzo del oído medio.

FIGURA 11–1

Estructuras de los segmentos externo, medio e interno del oído humano. Las ondas sonoras viajan desde el oído externo a ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.