Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN A LA NEUROFISIOLOGÍA

El sistema nervioso central (CNS, central nervous system) puede compararse con un procesador de computadora, que es el centro de comando de la mayoría, si no de todas, las funciones del cuerpo. El sistema nervioso periférico es como un conjunto de cables que transfieren datos importantes desde CNS al cuerpo y luego retroalimentan información del cuerpo al CNS. Este “sistema computarizado” es muy sofisticado y está diseñado para realizar de forma continua los ajustes apropiados a sus entradas y salidas, lo que le permite reaccionar y adaptarse a los cambios en el ambiente externo e interno (sistemas sensoriales), mantener la postura, permitir la locomoción, y usar el control motriz refinado en nuestras manos para crear piezas de arte (sistema somatomotor), mantener la homeostasis (sistema nervioso autónomo), regular las transiciones entre el sueño y la vigilia (conciencia), y permitirnos recordar eventos pasados y comunicarnos con el mundo exterior (funciones corticales superiores). Esta sección sobre neurofisiología describirá las propiedades fundamentales y las capacidades integradoras de los sistemas neuronales que permiten el control exquisito de esta amplia variedad de funciones fisiológicas. Campos médicos como la neurología, la neurocirugía y la psicología clínica se basan en los cimientos de la neurofisiología.

Esta próxima serie de capítulos sobre neurofisiología contiene información que es relevante en muchos problemas clínicos. Una de las razones más comunes por las que una persona busca consejo médico es porque tiene dolor. El dolor crónico severo implica el recableado de los circuitos neuronales que pueden provocar una sensación desagradable, incluso con el simple roce de la piel. El dolor crónico es un problema de salud devastador que afecta a casi 1 de cada 10 estadounidenses (más de 25 millones de personas). Durante la última década ha habido avances considerables en la comprensión de cómo el dolor altera la actividad neuronal y en la identificación de tipos de receptores que son exclusivos de las vías nociceptivas. Estos hallazgos han incrementado los esfuerzos por profundizar en esta investigación, a fin de desarrollar tratamientos novedosos dirigidos específicamente a la transmisión sináptica en las vías nociceptivas centrales y en la transducción sensorial periférica. Esto es bien recibido por las muchas personas que no obtienen alivio del dolor con los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos o incluso con los opioides. Estos tipos de avances en la investigación dependen de una comprensión profunda de cómo el cerebro y el cuerpo se comunican entre sí.

Además del dolor crónico, se conocen más de 600 trastornos neurológicos. Aproximadamente 50 millones de personas en Estados Unidos y un estimado de mil millones de personas en todo el mundo sufren los efectos del daño al sistema nervioso central o periférico. Cada año, casi 7 millones de personas mueren a causa de un trastorno neurológico o sus complicaciones. Los trastornos neurológicos pueden ser causados por trastornos genéticos (p. ej., la enfermedad de Huntington), enfermedades desmielinizantes (p. ej., la esclerosis múltiple), trastornos del desarrollo (p. ej., ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.