Skip to Main Content
×close section menu
Contenido del capítulo

Es tanto un honor como un privilegio el llamado a ser editor asociado de la 11a. edición de Principios de cirugía de Schwartz. Mucho ha cambiado desde que se publicó la primera edición en 1969, particularmente en términos de cómo los estudiantes adultos adquieren el conocimiento. Hoy en día, casi nueve de cada diez adultos estadounidenses utilizan internet, y el uso de internet por parte de graduados universitarios es casi universal. Los artículos de revistas sobre cualquiera de los temas están disponibles sólo con pulsar algunas teclas, con más de 1 000 artículos nuevos que se agregan a diario a archivos como PubMed Central. Además, hay una gran cantidad de libros de texto en línea, videos de procedimientos, aplicaciones interactivas de simulador quirúrgico y otros recursos basados en la web que están ampliamente disponibles para estudiantes de medicina y profesionales. Entonces, uno podría preguntarse, ¿todavía necesitamos libros de texto de cirugía?

El debate sobre si los libros de texto son obsoletos no es nuevo. Los opositores de los libros de texto sugieren que son caros y de difícil acceso. Se puede argumentar que su contenido se desactualiza rápidamente y que no es atractivo para el alumno moderno que prefiere el contenido multimedia interactivo. Por otro lado, los defensores de los libros de texto señalan que no hay pruebas de que la comprensión mejore con la tecnología digital. Además, los libros de texto permiten a los maestros proporcionar contenido dentro de un marco claro, para garantizar la entrega uniforme del contenido y que sea fácil volver a hacer referencia a la información.

¿Cuál es la respuesta correcta? Los estudiantes modernos y futuros deben tener libros de texto disponibles en múltiples formatos. Un tipo de medio no se ajusta a todos los estudiantes. Al igual que la cirugía, el aprendizaje óptimo debe personalizarse según las preferencias de un individuo. Los editores y la empresa editora detrás de Principios de cirugía de Schwartz han abrazado esta idea: el de tapa dura sigue siendo el libro de texto de cirugía general más vendido en todo el mundo y no hay planes para eliminar la versión impresa. Al mismo tiempo, el contenido está ampliamente disponible en una plataforma digital interactiva: Access Surgery, que incluye acceso a múltiples libros de texto, referencias rápidas, un atlas de video y preguntas de revisión de exámenes.

Independientemente del formato, el conocimiento debe provenir de una fuente confiable de información. Por ejemplo, cada capítulo de la 11a. edición de Principios de cirugía de Schwartz está escrito por al menos uno, y con frecuencia dos o más, autores expertos en el tema. Constantemente, estos autores han agregado elementos al trabajo de aquellos que los han precedido. Además, cada capítulo está respaldado por pruebas y ha sido examinado por uno o más cirujanos de alto nivel que actúan como editores. Esta nueva edición continúa brindando información actualizada sobre temas antiguos en cirugía, como las bases fisiológicas de la enfermedad, así como el diagnóstico clínico y el tratamiento de las enfermedades quirúrgicas.

La 11a. edición equilibra hábilmente el conocimiento básico que ha resistido la prueba del tiempo con los avances contemporáneos en ciencia y tecnología. Los ejemplos incluyen capítulos actualizados sobre “Biología molecular, teoría atómica de la enfermedad y cirugía de precisión” así como “Cirugía de mínima invasión, robótica, cirugía endoscópica transluminal a través de orificios naturales y cirugía laparoscópica de una sola incisión”. Además, hay varios capítulos que se centran en habilidades no técnicas, que a menudo son más importantes que las técnicas, como el primer capítulo del libro de texto “Liderazgo en cirugía”. Esta 11a. edición también cuenta con cinco nuevos capítulos: “Optimización del cuidado perioperatorio: recuperación mejorada y medicina china”, “Comprensión, evaluación y uso de la evidencia para la práctica quirúrgica”, “Cirugía ambulatoria”, “Habilidades y simulación” y “Educación basada en la web e implicaciones de las redes sociales”.

El hecho de que la 11a. edición de Principios de cirugía de Schwartz marque el 50 aniversario de los libros de texto es un testimonio de su relevancia y contribución a la educación quirúrgica. Además, su longevidad es también un reflejo de los editores en jefe con visión de futuro, primero el Dr. Seymour Schwartz seguido por el Dr. F. Charles Brunicardi, que no sólo ha podido mantenerse al día sino también anticipar cambios en el panorama de la cirugía. Esta no constituye únicamente una disciplina en constante cambio, sino que también el área en que se produce la práctica de los cirujanos evoluciona constantemente, como lo refleja la era digital. No obstante, los libros de texto y el conocimiento que albergan seguirán desempeñando un papel importante, independientemente de su formato y presentación.

Lillian S. Kao, MD
Jack H. Mayfield, MD, Chair in Surgery
Professor and Chief, Division of Acute Care Surgery
Vice Chair of Research and Faculty Development
Vice Chair of Quality of Care
Co-Director, Center for Surgical Trials and
Evidence-based Practice (C-STEP)
Department of Surgery
McGovern Medical School at the
University of Texas Health Science Center at Houston

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.