Skip to Main Content

PUNTOS CLAVE

Puntos clave

  1. La vida útil de las plaquetas varía de 7 a 10 días. Los medicamentos que interfieren con la función plaquetaria incluyen la aspirina, el clopidogrel, el prasugrel, el dipiridamol y los inhibidores de la glucoproteína IIb/IIIa (GP IIb/IIIa, glycoprotein IIb/IIIa). Aproximadamente de 5 a 7 días deben transcurrir desde el momento en que se suspende el medicamento hasta que se realiza un procedimiento electivo.

  2. La evidencia de laboratorio de la coagulopatía inducida por trauma se encuentra hasta en un tercio de los pacientes con lesiones graves en el momento del ingreso. Es distinto de la coagulopatía intravascular diseminada y de las causas iatrogénicas de la coagulopatía, como la hemodilución. Se han propuesto varios mecanismos no excluyentes mutuamente. Sin embargo, la relación entre las anomalías de la coagulación en el laboratorio y el sangrado coagulopático clínicamente evidente no está clara.

  3. Los anticoagulantes orales directos no tienen un método disponible para controlar la anticoagulación. Se ha aprobado un nuevo anticuerpo monoclonal para revertir la coagulopatía debida al dabigitran, y los agentes se encuentran actualmente en ensayos clínicos para la reversión de los anticoagulantes orales del factor Xa directo.

  4. Al determinar la necesidad de reducir la anticoagulación terapéutica en el contexto preoperatorio y posoperatorio, el riesgo de sangrado del paciente debe considerarse con cuidado contra el riesgo de tromboembolismo y usarse para guiar la necesidad de revertir la terapia de anticoagulación antes de la operación y el momento de su reincorporación posoperatoria.

  5. El control de daños en la resucitación tiene tres componentes básicos: hipotensión permisiva, minimización de la resucitación basada en cristaloides y la administración de proporciones equilibradas de hemoderivados.

  6. Se debe anticipar la necesidad de una transfusión masiva y se deben establecer pautas para proporcionar cantidades tempranas y equilibradas de eritrocitos, plasma y plaquetas.

BIOLOGÍA DE LA HEMOSTASIA

La hemostasia es un proceso complejo cuya función es limitar la pérdida de sangre de un vaso lesionado. Cuatro eventos fisiológicos importantes participan en el proceso hemostático: constricción vascular, formación de tapones plaquetarios, formación de fibrina y fibrinólisis. Aunque cada uno tiende a activarse en orden, los cuatro procesos están interrelacionados, de modo que hay un continuo y múltiple reforzamiento. El proceso se muestra esquemáticamente en la figura 4–1.

Figura 4–1.

Biología de la hemostasia. Los cuatro procesos fisiológicos que se interrelacionan para limitar la pérdida de sangre de un vaso lesionado se ilustran e incluyen la constricción vascular, la formación de tapones plaquetarios, la formación de coágulos de fibrina y la fibrinólisis.

Vasoconstricción

La constricción vascular es la respuesta inicial a la lesión vascular. Es más pronunciada en los vasos con músculos lisos en la capa media y depende de la contracción local del músculo liso. La vasoconstricción se vincula con posterioridad a la formación del tapón plaquetario. El tromboxano ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.