Skip to Main Content

PUNTOS CLAVE

Puntos clave

  1. La cicatrización de las heridas es una compleja cascada celular y bioquímica que conduce a restituir la integridad y la función.

  2. Todos los tejidos se cicatrizan mediante mecanismos similares, y el proceso experimenta fases de inflamación, migración celular, proliferación, depósito de matriz y remodelación.

  3. Los factores que impiden la cicatrización normal incluyen condiciones locales, sistémicas y técnicas que el cirujano debe tener en cuenta.

  4. En la clínica, la cicatrización excesiva puede ser un problema tan importante como la cicatrización deficiente; los factores genéticos, técnicos y locales tienen un papel importante.

  5. El resultado óptimo de las heridas agudas se basa en la evaluación completa del paciente y de la herida, y en la aplicación de las mejores prácticas y técnicas.

  6. Los antibióticos se deben usar sólo en presencia de infección; que haya colonización y contaminación no significa que haya infección.

  7. El apósito debe facilitar los principales cambios que tienen lugar durante la cicatrización para conseguir una cicatrización óptima de la herida y debe tener en cuenta las condiciones de comorbilidad asociadas con las heridas crónicas.

  8. Los productos celulares y basados en tejidos son medidas adicionales y podrían acelerar la tasa de cicatrización, pero no reemplazarán los cuidados básicos de las heridas.

  9. Las heridas crónicas tienen una disminución en el suministro de oxígeno a la herida, lo que contribuye a la cicatrización tardía; la terapia con oxígeno puede ayudar en la cicatrización de ciertos tipos de heridas.

  10. Biopelícula es el término utilizado para el crecimiento bacteriano en una herida crónica que está encapsulada por una capa protectora formada por el hospedador y las proteínas bacterianas; esta capa dificulta la cicatrización de heridas crónicas y el control de infecciones.

ANTECEDENTES DE LA CICATRIZACIÓN DE HERIDAS

Los primeros relatos sobre cicatrización de heridas se remontan a aproximadamente el año 2000 a.C., cuando los sumerios emplearon dos modos de tratamiento: un método espiritual que consistía en conjuros y un método físico consistente en aplicar materiales similares a las cataplasmas sobre la herida. Los egipcios fueron los primeros en diferenciar entre heridas infectadas y enfermas comparadas con heridas sanas. El papiro quirúrgico de Edwin Smith, datado en 1650 a.C. y que es una copia de un documento mucho más antiguo, describe al menos 48 tipos diferentes de heridas. Un documento posterior (el papiro de Ebers, 1550 a.C.) relaciona el uso de brebajes que contienen miel (propiedades antibacterianas), hilas (propiedades absorbentes) y grasa (barrera) para el tratamiento de las heridas. Estas mismas propiedades todavía se consideran esenciales en el tratamiento diario contemporáneo de las heridas.

Los griegos, equipados con el conocimiento legado por los egipcios, fueron aún más lejos y clasificaron las heridas como agudas o de naturaleza crónica. Galeno de Pérgamo (120-201 d.C.), designado como el médico de los gladiadores romanos, tenía que lidiar con una enorme cantidad de heridas al finalizar los combates de los gladiadores. Galeno enfatizó sobre la importancia de mantener un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.