Skip to Main Content

+

La hipertensión es más frecuente y más grave, aparece a más temprana edad y evoluciona de forma más adversa en los afroamericanos (estadounidenses de raza negra) que en los estadounidenses de raza blanca de la misma edad. La prevalencia de la hipertensión es del 25 % en la población adulta global, en comparación con el 37 % en los afroamericanos. También es más alarmante que incluso antes de los 10 años de edad, los niños afroamericanos tienen valores de tensión arterial (TA) significativamente más elevados que los niños de raza blanca. No están claras las razones concretas para estas enormes disparidades, si bien es probable que existan complejas interacciones entre factores ambientales y de herencia.

+

 

+

Los afroamericanos presentan índices de mortalidad por coronariopatía que son un 80 % superiores a los de los estadounidenses de raza blanca. Esto se relaciona no sólo con el aumento de prevalencia de la hipertensión, sino también con el aumento de prevalencia de factores de riesgo cardiovascular asociados, fundamentalmente diabetes mellitus de tipo 2, obesidad y tabaquismo. La prevalencia de la diabetes mellitus de tipo 2 en afroamericanos es casi doble a la de los estadounidenses de raza blanca, y la combinación de hipertensión y diabetes es tres veces más frecuente.

+

La hipertensión actúa a través de diversas vías para aumentar el riesgo de muerte cardíaca, entre ellas fomentando la disfunción endotelial, la hipertrofia del ventrículo izquierdo (LVH, del inglés left ventricular hypertrophy) y la fibrosis miocárdica con disfunción ventricular. En efecto, la prevalencia de LVH e insuficiencia cardíaca congestiva es mayor en los afroamericanos, en comparación con los estadounidenses de raza blanca, lo que contribuye a los índices adversos de supervivencia entre los afroamericanos con cardiopatía.

+

En el mayor estudio de pacientes hipertensivos en el que se han evaluado las diferencias de la estructura del ventrículo izquierdo entre negros y blancos, se observó que la masa y el grosor relativo de la pared del ventrículo izquierdo eran mayores entre los pacientes negros (Kizer et al., 2004). Estas diferencias eran independientes de determinantes clínicos de LVH conocidos, entre ellos el índice de masa corporal, el nivel de presión arterial (PA) y el tiempo desde el diagnóstico de hipertensión, y persistían a pesar del ajuste según el estado socioeconómico. La mayor prevalencia de LVH y remodelación concéntrica también era independiente de la hemodinámica y rigidez vasculares. Sin embargo, no se evaluó la PA ambulatoria; esto es importante ya que los negros tienden a presentar valores de PA nocturnos superiores a los de los blancos, a pesar de presentar valores diurnos similares.

+

Así, es posible que algunas de las diferencias en la LVH pudieran atribuirse a los diferentes patrones diurnos de PA. Además, debido al peor acceso a la asistencia médica, es posible que la duración de la hipertensión pudiera haber sido subestimada en los negros; esto podría contribuir a las diferencias observadas en la estructura del ventrículo izquierdo. Curiosamente, algunos estudios ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.