Skip to Main Content

+

Los síntomas neurológicos con anticuerpos paraneoplásicos asociados pueden preceder hasta cuatro años al diagnóstico de una neoplasia, particularmente en pacientes con encefalitis límbica o neuropatía sensitiva asociada a anticuerpos anti-Hu. Una búsqueda completa de un tumor primario a menudo conlleva pruebas adicionales o repetidas (resonancia magnética torácica) en el tiempo para localizar el tumor. En un estudio reciente, Linke et al. (2004) documentaron los casos de 13 pacientes con síntomas neurológicos nuevos o empeorados y anticuerpos antineuronales, que fueron evaluados buscando la presencia de una neoplasia, utilizando tomografía computarizada (CT, del inglés computed tomography) espiral del tórax, el abdomen y la pelvis, en comparación con la tomografía por emisión de positrones con 18F-fluorodesoxiglucosa (FDG-PET, del inglés fluorodeoxyglucose positron emission tomography) de todo el cuerpo. Las imágenes de CT fueron sospechosas de la existencia de tumor en tres pacientes; las imágenes de FDG-PET lo fueron en diez pacientes. En el seguimiento a largo plazo, no se observaron signos de tumor en 3 de 13 pacientes. Todos los tumores que se encontraron con la FDG-PET de todo el cuerpo se observaron después con CT en una segunda sesión de lectura. Los autores recomiendan realizar CT espiral del tórax, el abdomen y la pelvis en primer lugar, seguido de FDG-PET de todo el cuerpo si la CT es negativa o dudosa. Esta combinación de estudios identificará con frecuencia el tumor.

Linke R et al: Antibody-positive paraneoplastic neurologic syndromes: Value of CT and PET for tumor diagnosis. Neurology 63:282, 2004  [PubMed: 15277621]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.