Skip to Main Content

+

La función ovárica cambia durante el período de la vida reproductiva de una mujer. Estos cambios son más pronunciados durante la transición menopáusica. La producción de inhibina y de estrógenos disminuye coincidiendo con la pérdida de oocitos y de folículos, originando un aumento de FSH y de LH. Aunque podría esperarse que el aumento de los niveles de gonadotropinas estimulara la esteroidogénesis, las gonadotropinas actúan sobre un tejido ovárico con pocas células esteroidogénicas y una proporción relativamente mayor de estroma. El perfil de cambios hormonales durante esta transición, sobre todo de los niveles de andrógenos ováricos, está caracterizado por completo.

+

Davison et al. (2005) estudiaron los niveles fisiológicos normales de andrógenos a lo largo de la vida de la mujer en 1423 mujeres australianas sanas. Todas las mujeres fueron estudiadas para detectar factores de confusión como enfermedades médicas o siquiátricas, embarazo reciente, consumo de esteroides exógenos, antecedentes de ligadura de trompas, histerectomía, ooforectomía bilateral, hiperprolactinemia, o el síndrome del ovario poliquístico. Una cohorte de 595 mujeres formó el necesario grupo de referencia, subdivididas por edad (18-24, 25-34, 35-44, 45-54, 55-64 y 65-75). En los tres primeros grupos la mayoría fueron mujeres premenopáusicas, mientras que en los dos últimos grupos fueron predominantemente posmenopáusicas, y una mezcla en el grupo de 45 a 54 años. Tras una noche de ayuno, se realizaron determinaciones de testosterona total, testosterona libre calculada, DHEAS y androstendiona. Se obtuvieron muestras de mujeres premenopáusicas a partir del día 8 de su ciclo menstrual para evitar el punto más bajo de producción de testosterona de la fase folicular inicial.

+

De acuerdo con los estudios previos de Zumoff et al. (1995), todas las determinaciones de andrógenos disminuyeron con la edad, apreciándose la disminución más pronunciada en los primeros años reproductivos seguida de una meseta en la etapa media de la vida y de un ligero repunte después de los 65 años. Las comparaciones entre los grupos de mayor y de menor edad demostraron disminuciones del 55% en la testosterona total media (1.58 frente a 0.66 nmol/L), y del 64% en la androstendiona media (8.46 frente a 3.07 nmol/L).

+

Este estudio comparó también los niveles de andrógenos posmenopáusicos del grupo de referencia con 27 mujeres ooforectomizadas con edades comprendidas entre los 55 y 75 años, para investigar el papel del ovario posmenopaúsico en la producción de andrógenos. Las mujeres ooforectomizadas tenían unas concentraciones significativamente menores de testosterona total media (0.38 frente a 0.66 nmol/L en el grupo de 55-64 años; 0.39 frente a 0.71 nmol/L en el grupo de 65-75 años) y de testosterona libre media (5.54 frente a 10.81 pmol/L en el grupo de 55-65 años; 6.06 frente a 9.76 pmol/L en el grupo de 65-75 años), complementando los resultados de estudios previos que habían sugerido una producción continua de andrógenos ováricos tras la menopausia (Laughlin et al., 2000).

+

Ya disponemos de datos de referencia para las concentraciones de andrógenos en mujeres de 18 a 75 años ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.