Skip to Main Content

+

A pesar de que la tasa de mortalidad de la enfermedad cardiovascular está disminuyendo en e la población general en Norteamérica y Europa occidental, la mortalidad cardiovascular continúa aumentando en los pacientes con diabetes mellitus. La creciente epidemia de diabetes y del síndrome metabólico, junto con el mayor riesgo de procesos cardiovasculares en los diabéticos, plantea un gran desafío a la comunidad cardiovascular.

+

La enfermedad aterosclerótica en los pacientes diabéticos es típicamente más difusa y más agresiva que en los pacientes no diabéticos, y puede necesitar unos enfoques terapéuticos diferentes. Las características principales de la coronariopatía en los diabéticos son la afectación de múltiples vasos, la afectación difusa de los vasos distales, las lesiones coronarias complejas y la progresión rápida. Las alteraciones metabólicas como el aumento del estrés oxidativo, el incremento de los productos finales de la glucosilación avanzada, y los cambios en las sustancias vasoactivas como el óxido nítrico y la endotelina pueden contribuir a que se acelere la aterogénesis. De este modo, la mortalidad por la coronariopatía es cuatro veces superior en la población diabética. Además, el tratamiento de la coronariopatía en pacientes diabéticos mediante revascularización puede plantear mayores dificultades técnicas y se asocia con una tasa mayor de complicaciones relacionadas con el procedimiento. La diabetes se asocia de forma independiente con un aumento de la morbilidad y la mortalidad a corto y largo plazo de las intervenciones coronarias percutáneas (PCI, del inglés percutaneous coronary interventions), de la cirugía del injerto de derivación de las arterias coronarias (CABG, del inglés coronary artery bypass grafting), y del infarto del miocardio (MI). Sin embargo, teniendo en cuenta que las ventajas de la revascularización coronaria son mayores que los pacientes con mayor riesgo, la oportunidad de conseguir ventajas con la revascularización es mayor en el paciente "enfermo" con diabetes.

+

 

+

Los avances en las técnicas de PCI y la alta tasa de éxitos de estos procedimientos en todos los pacientes han dado lugar a una considerable expansión del uso de esta tecnología. Sin embargo, la diabetes mellitus continúa siendo un factor de riesgo importante para una mayor revascularización de vasos diana, un incremento de los procesos cardiovasculares y una mortalidad más alta después de la PCI. Manifestaciones adicionales de la diabetes como la proteinuria predicen también la aparición a largo plazo de complicaciones después de la PCI. Lesiones características en los pacientes con diabetes como una mayor longitud y un menor diámetro de la luz contribuyen a unas tasas mayores de reestenosis. Estudios iniciales en la era de la angioplastia con balón demostraron que las tasas de revascularización repetida fueron dos veces mayores en los diabéticos que en los pacientes no diabéticos. En la era de las endoprótesis de metal al descubierto, a pesar de una disminución drástica en las reestenosis, todavía existía un riesgo un 10% mayor de reestenosis de las endoprótesis vasculares en los pacientes diabéticos.

+

Las endoprótesis vasculares liberadoras de fármacos (DES, del inglés drug-eluting stents...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.