Skip to Main Content

+

La cirugía bariátrica se utiliza cada vez más para tratar a los pacientes con obesidad mórbida (Buchwald et al., 2004). Sin embargo, las complicaciones como el síndrome de evacuación gástrica rápida, las deficiencias nutricionales y los posibles problemas metabólicos a largo plazo continúan siendo motivo de preocupación.

+

Service et al. (2005) han comunicado recientemente la aparición de hipoglucemia hiperinsulinémica postprandial por nesidioblastosis, o por hiperplasia de las células beta, en seis pacientes sometidos a cirugía de derivación gástrica tipo Roux-en-Y. Estos pacientes habían sido referidos a la clínica Mayo por síntomas de neuroglucopenia, con confusión, pérdida de conciencia o visión en túnel. En los episodios presenciados de hipoglucemia se registraron unos valores de glucosa desde 31 a 53 mg/dL, con un aumento inadecuado de las cifras de insulina de al menos 3 μU/mL. El diagnóstico de nesidioblastosis se confirmó mediante pruebas arteriales selectivas de estimulación con calcio, y esto se utilizó para indicar la pancreatectomía parcial. Los criterios histopatológicos de nesidioblastosis se cumplieron en todas las piezas resecadas, y en un paciente se observaron múltiples insulinomas. En cinco de los seis pacientes se observó tras la cirugía la resolución o la mejoría de los síntomas. Un paciente tuvo recurrencia de los síntomas después de un año, lo que se atribuyó a un tratamiento quirúrgico más conservador.

+

Los autores plantean la cuestión de una posible relación entre la hiperfunción de los islotes y la cirugía de derivación gástrica. Comunicaron que en la clínica Mayo el 40% de los casos de nesidioblastosis durante el mismo período de tiempo fue descubierto en pacientes sometidos a la técnica de Roux-en-Y para perder peso. Sin embargo, sólo un 0.1 % de la población de los Estados Unidos ha sido sometida a esta operación (Steinbrook, 2004). Los autores argumentan en contra de que la obesidad sea la causa de la hipertrofia de los islotes, dado el tamaño normal de los islotes en las secciones de páncreas obtenidas en personas de control obesas.

+

Una posible explicación para esta asociación es un aumento de hormonas intestinales, específicamente del péptido-1 similar al glucagón (GLP-1, del inglés glucagon-like peptide-1), que aumenta con la exposición rápida del intestino a los nutrientes, como ocurre con la técnica de Roux-en-Y. El GLP-1 se produce en el intestino delgado y estimula la secreción de insulina y el crecimiento de las células beta. Se han comenzado a utilizar agonistas del receptor del GLP-1, como la exenatida, en el tratamiento de la diabetes tipo 2 (véase Actualización: Aprobación de la exenatida para la diabetes de tipo 2). Por tanto, es posible que la estimulación crónica mediante GLP-1, o con otros péptidos intestinales, pueda inducir la nesidioblastosis, que finalmente produce hiperinsulinemia e hipoglucemia. Son necesarios más estudios para conocer los mecanismos que conducen a la hiperinsulinemia. Teniendo en cuenta la gran utilidad de la cirugía de derivación gástrica, esta técnica debe utilizarse en el tipo adecuado de pacientes, pero los médicos y los pacientes deben ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.