Skip to Main Content

+

La colestasis intrahepática del embarazo (ICP, del inglés intrahepatic cholestasis of pregnancy) es la hepatopatía relacionada con el embarazo más frecuente. Presenta una interesante variación geográfica: la incidencia de la ICP es mucho mayor en Suecia y en otros países escandinavos (hasta el 2% de los partos desde 1950 a 1960) e incluso más frecuente en Chile (desde el 14% de los partos desde 1960 a 1970). En estos países la incidencia de ICP ha disminuido recientemente pero ha aumentado en otros países como Europa y los Estados Unidos.

+

La ICP se caracteriza por la presencia de prurito asociado con un leve o moderado aumento de las transaminasas séricas y de los ácidos biliares séricos, que comienza en el segundo o tercer trimestre del embarazo y que desaparece tras el parto. El pronóstico materno es benigno pero la calidad de vida se ve afectada con frecuencia por el intenso prurito. Sin embargo, la ICP puede tener consecuencias para el feto pues supone un importante factor de riesgo de parto prematuro, de recién nacido muerto y de sufrimiento fetal. A pesar de estos posibles riesgos, la ICP continúa ignorándose como problema clínico grave.

+

La causa de la ICP todavía no está clara. Sin embargo, cada vez más datos que indican que una disfunción determinada genéticamente de los transportadores canaliculares ABC, de las bombas exportadoras de sales biliares, y de las proteínas de resistencia multifármaco son factores de riesgo para desarrollar la ICP. Hasta ahora, el tratamiento óptimo ha sido tema de debate, utilizándose la colestiramina para disminuir el prurito. Sin embargo, este fármaco puede empeorar la malabsorción de las vitaminas liposolubles, especialmente de la vitamina K. De hecho, un caso de hemorragia intracraneal fetal durante el tratamiento con colestiramina para la ICP ha suscitado la posibilidad de que un déficit materno grave de vitamina K pueda ser el responsable del déficit fetal de vitamina K. Por todo ello, se ha propuesto el ácido ursodesoxicólico (UDCA) para el tratamiento de la ICP, pero los datos disponibles hasta la fecha han sido escasos.

+

Por este motivo, Kondrackiene et al. (2005) han llevado a cabo un estudio aleatorizado para valorar la eficacia y seguridad del UDCA frente a la colestiramina. Estudiaron a 84 pacientes sintomáticas con ICP que fueron aleatorizadas para recibir UDCA o colestiramina. El criterio principal de valoración fue la disminución del prurito en más del 50% tras 14 días de tratamiento. Los criterios secundarios de valoración fueron el resultado del embarazo, la disminución de las transaminasas y de los ácidos biliares séricos y la seguridad del fármaco.

+

El prurito se redujo de forma más eficaz con el UDCA que con la colestiramina (66.6% frente a 19.0%, p < .005). Además, se produjeron más partos a término en las pacientes tratadas con UDCA que en las tratadas con colestiramina. Por otra parte, las transaminasas séricas disminuyeron aproximadamente un 75% con el tratamiento con UDCA, pero sólo alrededor del 21% con la colestiramina. Por tanto, estos estudios sugieren firmemente que el ácido ursodesoxicólico parece seguro y más eficaz que la colestiramina en el tratamiento de la colestasis intrahepática del embarazo.

Kondrackiene J et al: Efficacy and safety of ursodeoxycholic acid versus cholestyramine in intrahepatic cholestasis of pregnancy. Gastroenterology 129:894, 2005  [PubMed: 16143129]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.