Skip to Main Content

+

En una cohorte de personas infectadas por VIH con problemas pasados o actuales con el alcohol, la coinfección por el virus de la hepatitis C (HCV) se asoció con una prevalencia de enfermedad cardiovascular >4.5 veces superior después de haber realizado ajustes por edad y otros factores de confusión. De todos las personas infectadas por VIH en los EE.UU., aproximadamente un 15-30% están coinfectadas por el HCV.

+

Freiberg et al. (2007) analizaron los datos iniciales recogidos de 395 participantes infectados por VIH del estudio Longitudinal Interrelationships of Viruses and Ethanol (HIV–LIVE), una cohorte prospectiva de personas infectadas por el VIH y problemas pasados o actuales con el alcohol. Un 50%, aproximadamente, de los pacientes (n = 198) estaban coinfectados por el HCV, demostrado mediante detección de RNA del virus. La variable principal de valoración del estudio fue el antecedente autorreferido de enfermedad cardiovascular, es decir, la respuesta afirmativa del paciente al ser preguntado si algún médico le, o la, había diagnosticado de 1) enfermedad vascular periférica (endurecimiento de las arterias en el cuello o las extremidades inferiores, aterosclerosis); 2) ictus, accidente cerebrovascular, coágulo o sangrado en el cerebro, o accidente isquémico transitorio; o 3) un ataque cardíaco (infarto de miocardio).

+

La prevalencia de enfermedad cardiovascular fue mayor en aquellos coinfectados por hepatitis C en comparación con los que sólo estaban infectados por el VIH (11.1 frente a 2.5%, respectivamente). Tras ajustar por edad, el cociente de posibilidades (odds ratio) para la prevalencia de enfermedad cardiovascular fue significativamente mayor entre aquellos coinfectados por hepatitis C (OR ajustado, 4.65; intervalo de confianza del 95%, 1.70–12.71). La relación entre la hepatitis C y la enfermedad cardiovascular persistió en modelos de regresión separados tras ajustar por otras características sociodemográficas, consumo de drogas, RNA del VIH (detectable o indetectable), uso actual de tratamiento antirretrovírico, niveles de células T CD4+ y factores de riesgo cardiovascular (incluida la diabetes).

+

Los autores destacan la ambigüedad de los datos anteriores sobre la asociación entre HCV y enfermedad cardiovascular en personas infectadas por VIH, aunque las comparaciones entre distintos estudios resultan problemáticas debido a las diferencias en ciertos factores, como la propia definición de enfermedad cardiovascular. Por ejemplo, Gardner et al. (2003) encontraron que las mujeres coinfectadas por HCV/VIH tenían unas tasas mayores de hospitalización por problemas cardiovasculares en comparación con las que únicamente estaban infectadas por VIH, mientras que Tedaldi et al. (2003) no encontraron diferencias significativas en cuanto a la prevalencia de enfermedad cardiovascular ajustada por edad entre personas coinfectadas por HCV y VIH y aquellas infectadas sólo por VIH.

+

Freiberg et al. (2007) reconocen que el presente estudio tiene unas limitaciones importantes, incluido el hecho de que las variables principales y otras covariables fueron obtenidas mediante datos autorreferidos, además de las limitaciones estadísticas impuestas por el reducido número de episodios cardiovasculares. Por otra parte, como todos los participantes en esta cohorte tenían el antecedente de problemas con el alcohol, los resultados podrían no ser extrapolables al conjunto de la población infectada por VIH.

...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.