Skip to Main Content

+

El número de prótesis valvulares cardiacas implantadas continúa aumentando cada año en los Estados Unidos. Estudios anteriores indicaban una tasa de endocarditis de prótesis valvulares (PVE, del inglés prosthetic-valve endocarditis) del 0.3-1% por paciente-año, y el 1-5% de todos los casos de endocarditis infecciosas se asociaban con prótesis valvulares. Estudios recientes han demostrado un cambio en la epidemiología de las infecciones de las válvulas originales, con un aumento de la tasa de infecciones por Staphylococcus aureus. No se había estudiado la epidemiología actual de la PVE en un ensayo prospectivo y amplio hasta que Wang et al. (2007) investigaron este tema, defendiendo la hipótesis de que las infecciones asociadas con procedimientos médicos desempeñan un papel importante en la PVE. Su estudio describe la prevalencia, características clínicas y evolución de la PVE, y los factores pronósticos que se asocian con la mortalidad intrahospitalaria. Los investigadores utilizaron los datos procedentes del International Collaboration on Endocarditis–Prospective Cohort Study (ICE-PCS), un registro internacional multicéntrico y prospectivo de endocarditis infecciosa. Entre junio de 2000 y agosto de 2005, se incluyó a 3250 pacientes procedentes de 61 centros médicos de 28 países. Los pacientes fueron incluidos si cumplían los criterios modificados de Duke de endocarditis infecciosa posible o confirmada. Todos los centros utilizaron un formulario estándar de registro de casos para la recogida de datos. Se definió la PVE precoz como aquella diagnosticada en los primeros 60 días desde el implante de la válvula.

+

Se diagnosticó PVE en 556 (20.1%) de 2670 pacientes con endocarditis infecciosa. Se diagnosticó PVE asociada con procedimientos médicos en 203 (36.5%) pacientes de toda la cohorte de casos de PVE. En comparación con los pacientes con endocarditis de una válvula original (NVE), los pacientes con PVE presentaron como características estadísticamente significativas una mayor edad, menos probabilidades de utilizar fármacos IV y mayores probabilidades de infección asociada a procedimientos médicos y abscesos intracardíacos. La tasa de mortalidad intrahospitalaria fue significativamente mayor en los pacientes con PVE que en los de endocarditis de válvula nativa, aunque las tasas de complicaciones de la endocarditis infecciosa y de intervenciones quirúrgicas fueron similares en ambos grupos. En conjunto, durante la hospitalización fallecieron 127 pacientes con PVE (22.8%). La mortalidad intrahospitalaria se asoció de forma significativa con una mayor edad, infecciones asociadas a procedimientos médicos [odds ratio ajustada (adj OR), 1.62; intervalo de confianza (CI) del 95%, 1.08–2.44; p = .02], infección por S. aureus (adj OR, 1.73; CI del 95%, 1.01–2.95; p = .05) y complicaciones de la PVE, como insuficiencia cardiaca (adj OR, 2.33; CI del 95%, 1.62–3.34; p < .001), accidente cerebrovascular (adj OR, 2.25; CI del 95%, 1.25–4.03; p = .007), absceso intracardiaco (adj OR, 1.86; CI del 95%, 1.1–3.15; p = .02) y bacteriemia persistente (adj OR, 4.29; CI del 95%, 1.99–9.22; p < .001).  Los pacientes con PVE tuvieron una tasa mayor de infección por estafilococo coagulasa negativo (16.9%) y una tasa menor de infección por S. aureus (23%) que los pacientes con endocarditis de válvula nativa (8.3% y 32.9%, respectivamente), aunque el S. aureus fue la causa más frecuente de PVE. Se consideró que en 42.9% de los casos de PVE asociados con procedimientos médicos la fuente de infección había sido un dispositivo intravascular. La mediana del ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.