Skip to Main Content

+

La lesión cerebral traumática leve (TBI, del inglés mild traumatic brain injury), definida como un episodio breve de pérdida de conocimiento o de alteración del estado mental como consecuencia de un traumatismo craneal, ha surgido como un problema frecuente en los soldados que regresan de los conflictos en Afganistán e Iraq. Es posible que la TBI constituya una causa importante de discapacidad física y mental en estas tropas, lo que supone una importante presión sobre los recursos sanitarios disponibles para los veteranos estadounidenses. Con el fin de comprender mejor la epidemiología de este trastorno, un estudio reciente (Hoge et al., 2008) ha intentado caracterizar la TBI leve en una cohorte de soldados que regresaban de sus misiones en el extranjero.

+

Los autores encuestaron a dos brigadas de infantería de combate de la armada estadounidense, 3 a 4 meses después de su despliegue durante un año en Iraq. Casi el 60% de los soldados encuestados completó el cuestionario, estando incluidos en la cohorte del estudio un total de 2525 soldados. De éstos, 124 (4.9%) comunicaron un traumatismo con pérdida transitoria de conciencia y 260 (10.3%) comunicaron un traumatismo con alteración del estado mental sin pérdida de conciencia (es decir, permaneciendo aturdidos, viendo "estrellas" o con amnesia de lo sucedido). Un total de otros 435 soldados (17.2%) sufrió un traumatismo durante su despliegue que no produjo síntomas cerebrales. En comparación con esos otros traumatismos, aquellos soldados con TBI eran más jóvenes y con mayor probabilidad de haber participado en combates de alta intensidad.

+

Además de las preguntas relacionadas con el traumatismo, las encuestas también pedían a los soldados que cumplimentaran mediciones de su salud física y mental, como signos de trastorno depresivo mayor y de trastorno de estrés postraumático (PTSD, del inglés posttraumatic stress disorder), utilizando instrumentos validados y criterios del DSM- IV. Se demostró que el PTSD se asociaba de forma significativa con TBI leve. Un total de un 43.9% de los soldados que habían comunicado pérdida de conocimiento cumplía los criterios de PTSD, en comparación con el 27.3% de aquellos con alteración del estado mental asociada al traumatismo, el 16.2% de aquellos con otros traumatismos y el 9.1% de aquellos sin ningún traumatismo. El modelo de regresión logística demostró que sólo la pérdida de conocimiento (odds ratio 2.98; CI del 95%, 1.70 a 5.24) y el grado de intensidad de combate (OR 11.58 entre el cuartil  mayor y el menor; CI del 95%, 2.99 a 44.83) mantenían una asociación independiente significativa con el PTSD. Los traumatismos con pérdida de conocimiento se asociaron también de forma significativa con depresión (OR 3.67; CI del 95%, 1.65 a 8.16). Los traumatismos con alteración del estado mental también se asociaron de forma significativa con PTSD pero no con depresión.

+

Los soldados que habían sufrido pérdida de conciencia tuvieron de forma significativa mayor probabilidad de autorreferir una mala salud física, mayor número de días de trabajo perdidos y mayor número de consultas médicas mensuales con puntuaciones significativamente superiores en una escala de síntomas somáticos. Curiosamente, ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.