Skip to Main Content

+

La sífilis, producida por la subespecie pallidum del Treponema pallidum, se diagnostica bien por pruebas no treponémicas, como la reagina plasmática rápida (RPR) o la prueba del laboratorio de investigación de enfermedades venéreas (VDRL, del inglés venereal disease research laboratory), o bien por pruebas treponémicas, como la de aglutinación de partículas de T. pallidum (TPPA). El microorganismo no se puede cultivar. La neurosífilis tiene que diagnosticarse por el recuento leucocitario, la cantidad de proteínas y el resultado de VDRL en el LCR junto con el cuadro clínico del paciente. El tratamiento habitual consiste en la administración de penicilina G IV sola o de penicilina G procaína IM más probenecid. El éxito del tratamiento se evalúa por los controles del LCR. Sin embargo, la repetición del análisis del LCR mediante punción lumbar resulta difícil para la mayoría de los pacientes. Marra et al. (2008) evaluaron si la disminución del título sérico de RPR podría ser un equivalente de la resolución de las anomalías del LCR después del tratamiento de la sífilis.

+

Se incluyeron pacientes con sífilis y síntomas o signos neurológicos u oculares, un título de RPR ≥1:32, o infección concomitante por VIH. A todos los pacientes se les hizo una entrevista y una exploración neurológica así como análisis basales de sangre y LCR. El seguimiento se realizó 3, 6 y 12 meses después del tratamiento de la sífilis. El tratamiento lo escogieron los médicos del paciente y no fue aleatorizado. A los 3 meses, a todos los pacientes se les repitió una punción lumbar y un análisis de sangre. La punción lumbar se repitió a los 6 y 12 meses sólo si la muestra de LCR de los 3 meses había sido anormal.

+

De los 110 pacientes incluidos en el análisis, la mayoría eran varones infectados por el VIH. Los pacientes que recibieron penicilina IV tenían una mediana logarítmica de los valores de RNA del VIH menor que los tratados con penicilina G y probenecid. El título de RPR se había normalizado en el 57% de los pacientes a los 4 meses del tratamiento, en el 85% a los 7 meses y en el 88% a los 13 meses. La normalización del título sérico de RPR predijo la normalización del recuento de leucocitos en el LCR en > 90% de los casos; la probabilidad de normalización del recuento leucocitario del LCR fue ~40 veces mayor si el título sérico de RPR se había normalizado que si no lo había hecho. La probabilidad de normalización del recuento leucocitario del LCR se redujo si el paciente estaba infectado por el VIH, había recibido penicilina IM en vez de IV y había tenido un título sérico pretratamiento de RPR ≥1:32; la probabilidad mejoró si el paciente estaba siendo tratado con antirretrovíricos. La normalización del título sérico de RPR no predijo la normalización del contenido de proteínas del LCR con tanta precisión como predijo la normalización del recuento celular del LCR; esta correlación se encontró solo en un 46 a 75% ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.