Skip to Main Content

+

En pacientes inmunocompetentes, el linfoma primario del SNC es un trastorno devastador que se suele tratar con quimioterapia, consistente en metotrexato a dosis elevadas, seguida de radioterapia holocraneal. A pesar de este tratamiento, la supervivencia a los 5 años sigue siendo desalentadora, de sólo 20-35%. Un reciente estudio investigó si el hecho de añadir dosis elevadas de citarabina a dosis elevadas de metotrexato, como quimioterapia inicial, podría mejorar la evolución de estos tumores (Ferreri et al., 2009).

+

Este estudio multicéntrico, abierto, aleatorizado, de fase II se llevó a cabo en 24 centros de Europa y Sudamérica. Los pacientes eran candidatos a la inclusión si tenían entre 18 y 75 años y un diagnóstico de linfoma no hodgkiniano confirmado por biopsia encefálica, citología de líquido cefalorraquídeo o vitrectomía, con enfermedad limitada al SNC, a los nervios craneales o al ojo. Los pacientes podían haber sido tratados sólo con esteroides anteriormente y debían tener un buen estado general antes de la inclusión en el estudio, definido por un estado general según el Eastern Cooperative Oncology Group (ECOG) de 3 o menos. El criterio de valoración primario estudiado fueron las tasas de remisión completa tras la quimioterapia inicial.

+

Se distribuyó a los pacientes de forma aleatorizada para que recibieran cuatro ciclos de metotrexato, 3.5 g/m2 el día 1; o cuatro ciclos de metotrexato, 3.5 g/m2 el día 1, más citarabina, 2 g/m2 dos veces al día los días 2 y 3. Se inició la radioterapia holocraneal en las 4 semanas posteriores a la última dosis de quimioterapia; sin embargo, algunos centros mantenían diferentes políticas sobre dosis o extensión de la radiación en pacientes mayores de 60 años.

+

Se incluyó en el estudio a 79 pacientes, de los que 39 fueron aleatorizados para el tratamiento combinado (poliquimioterapia) y 40 para metotrexato solo a dosis elevadas. De los 316 ciclos de quimioterapia previstos, se administraron 231 (73%): 70% del grupo de metotrexato y 76% del grupo combinado (metotrexato más citarabina). Las tasas de remisión completa después de la quimioterapia, utilizando un análisis por intención de tratar, fueron de 18% en el grupo de metotrexato solo y de 46% en el grupo de poliquimioterapia (p = .006). Al incluir a los pacientes que lograron una respuesta parcial (9 en cada grupo), las tasas globales de respuesta fueron de 40% en el grupo de metotrexato solo y de 69% en el grupo de poliquimioterapia (p = .009). La supervivencia global a los 3 años fue de 32% en el grupo de metotrexato solo y de 46% en el grupo de poliquimioterapia (p = .07).

+

La toxicidad hematológica fue más frecuente en el grupo de la poliquimioterapia, incluyendo neutropenia en un 90% (en comparación con un 15% con metotrexato solo) y trombocitopenia en el 92% (8% con metotrexato solo). Cuatro pacientes murieron por los efectos tóxicos, de ellos tres pertenecían al grupo de la poliquimioterapia.

+

Este estudio confirma datos de observación previos que sugerían que la poliquimioterapia mejora ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.