Skip to Main Content

+

 En la última década se ha producido un llamativo aumento de la prevalencia de la infección por Clostridium difficile, con un aumento asociado de la morbimortalidad. El uso generalizado de antibióticos de amplio espectro aumenta el riesgo de diarrea o colitis por C. difficile. También ha cambiado la epidemiología de la infección, con la aparición de una cepa hipervirulenta de C. difficile (DI/NAP1/027) y una mayor probabilidad de fracaso del tratamiento y recurrencia de la infección.

+

Recientemente, Lowy et al. (2010) han elaborado un anticuerpo monoclonal completamente humano dirigido contra la toxina A del C. difficile A (CDA1) y otro contra la toxina B (CDB1). Llevaron a cabo un estudio comparativo con placebo, aleatorizado, con doble enmascaramiento, en fase 2 sobre la eficacia de CDA1 más CDB1 en la prevención de la recurrencia de la infección por C. difficile. A los 200 pacientes incluidos en su estudio, se les administró primero tratamiento estándar para la infección por C. difficile y luego se les asignó de manera aleatoria para que recibieran una sola administración IV de CDA1 más CDB1 o bien suero salino como placebo. Posteriormente, se les siguió durante 84 días. El criterio primario de valoración fue la recurrencia de la infección.

+

Los resultados del estudio fueron impresionantes. Se presentó infección recurrente en 7 de los 101 pacientes del grupo tratado con anticuerpos (7%), en comparación con 25 de los 99 pacientes (25%) del grupo placebo: una reducción relativa del 72%. Cabe destacar que en el grupo de los anticuerpos no se produjo ningún efecto sobre la duración ni sobre la gravedad de los episodios infecciosos iniciales. Además, los anticuerpos no fueron inmunógenos.

+

Estos datos concuerdan con los estudios previos que mostraban que niveles inadecuados de anticuerpos circulantes contra las toxinas del C. difficile predisponen a los pacientes a una infección sintomática y recurrente. En un editorial que comenta el estudio, la Dra. Lorraine Kyne (2010) destacó que “es probable que esta nueva estrategia de prevención secundaria sin antibióticos ofrezca esperanzas a los médicos y a los pacientes que luchan contra la infección por C. difficile. La administración de anticuerpos monoclonales por vía parenteral será de utilidad a pacientes hospitalizados incapaces de tomar medicamentos por vía oral, pero puede ser menos práctica en pacientes ambulatorios.”

Kyne L: Clostridium difficile—beyond antibiotics. N Engl J Med 362:264, 2010  [PubMed: 20089977]
Lowy I et al: Treatment with monoclonal antibodies against Clostridium difficile toxins. N Engl J Med 362:197, 2010   [PubMed: 20089970]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.