Skip to Main Content

+

Los fármacos antiplaquetarios se usan mucho para la prevención secundaria del ictus. En Estados Unidos, los más utilizados con este fin son el ácido acetilsalicílico, el clopidogrel y la combinación de ácido acetilsalicílico y dipiridamol de liberación lenta. El cilostazol es un antiplaquetario alternativo cuyo mecanismo de acción es la inhibición de la fosfodiesterasa 3 y es muy utilizado para tratar la claudicación y, en países como Japón, para la prevención secundaria del ictus. Recientemente, un gran estudio aleatorizado (Shinohara et al., 2010) comparó el cilostazol con el ácido acetilsalicílico en la prevención secundaria de los episodios cerebrovasculares.

+

Los autores incluyeron a pacientes de 278 centros de Japón en un estudio aleatorizado de ausencia de inferioridad con doble enmascaramiento que comparaba el cilostazol con el ácido acetilsalicílico. Los pacientes tenían entre 20 y 79 años y habían presentado signos de ictus isquémico no cardioembólico en las 26 semanas previas, constatados por la evidencia de infarto en las pruebas de imagen (CT o MRI). Durante el estudio, no podían tomar otros antiplaquetarios, anticoagulantes ni antiinflamatorios no esteroideos. Se les distribuyó aleatoriamente para que recibieran 81 mg de ácido acetilsalicílico diariamente o 100 mg de cilostazol dos veces al día. Cada doce horas, se administraban comprimidos de placebo idénticos al fármaco que el paciente no estaba tomando. Se evaluó a los pacientes al inicio, a las 12 semanas y cada 24 semanas posteriormente, y el criterio primario de valoración fue la primera aparición de cualquier tipo de ictus.

+

Se incluyó a 2757 pacientes y se les distribuyó por igual de forma aleatorizada. El 34% del grupo del cilostazol y el 25% del grupo del ácido acetilsalicílico interrumpieron la toma del fármaco en cuestión en algún momento del estudio. El seguimiento medio fue de 29 meses (intervalo, 1–59; desviación estándar, 16). Las variables basales fueron similares, aunque en el grupo del ácido acetilsalicílico también tomaban antihipertensivos e hipolipemiantes un número de pacientes considerablemente mayor. Se registró el criterio primario de valoración con una frecuencia del 2.76% por año en el grupo del cilostazol y del 3.71% en el del ácido acetilsalicílico (cociente de riesgo, 0.743; intervalo de confianza al 95%, 0.564–0.981; p = .0357). Este resultado satisfizo los criterios de ausencia de inferioridad especificados previamente y permite suponer que el cilostazol es, en realidad, superior al ácido acetilsalicílico. En el grupo del cilostazol se dio con una frecuencia significativamente menor un criterio secundario de valoración combinado de cualquier ictus, accidente isquémico transitorio, infarto de miocardio, insuficiencia cardiaca o hemorragia que requiriera ingreso.

+

Se produjeron episodios hemorrágicos, incluyendo hemorragias intracerebrales y hemorragias sistémicas que requirieron hospitalización, en el 0.77% del grupo del cilostazol y en el 1.78% del grupo del ácido acetilsalicílico (p = .0004). Los efectos secundarios sistémicos como cefalea, diarrea, palpitaciones, taquicardia y mareo fueron considerablemente más frecuentes en el grupo del cilostazol.

+

Este importante estudio demuestra que el cilostazol es una opción razonable para la prevención secundaria de los episodios cerebrovasculares. Es al ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.