Skip to Main Content

+

Aunque se ha demostrado que algunos tratamientos en la fase aguda del ictus isquémico, como la trombólisis, limitan satisfactoriamente la discapacidad, gran parte de la recuperación funcional del ictus se produce en las semanas o los meses posteriores al episodio. Se han estudiado diversos fármacos para mejorar las estrategias habituales de rehabilitación. En teoría, los fármacos que mejoran la plasticidad y la reorganización del cerebro serían útiles en el periodo de recuperación. Algunos pequeños estudios con inhibidores de la recaptación de la serotonina (SSRI, del inglés serotonin-reuptake inhibitors) han mostrado posibles efectos beneficiosos y, en este contexto, se publicó recientemente un informe que estudiaba la eficacia de la fluoxetina en la recuperación de la función motora tras un ictus (Chollett et al., 2011).

+

Se realizó un estudio comparativo con placebo y doble enmascaramiento administrando 20 mg al día de fluoxetina, durante 3 meses, a pacientes con ictus isquémico reciente y hemiparesia residual. En nueve unidades de ictus francesas, los autores reclutaron a pacientes que hubieran sufrido un ictus isquémico entre 5 y 10 días antes y que tuvieran puntuaciones <55 en la escala motora de Fugl-Meyer (FMMS, del inglés Fugl-Meyer motor scale). Se realizaron exclusiones por discapacidad grave tras ictus definida como una puntuación >20 en la escala de ictus de los National Institutes of Health (NIHSS, del inglés National Institutes of Health stroke scale), discapacidad premórbida y afasia grave. También se excluyó a los pacientes diagnosticados de depresión clínica previa al ictus, a los que presentaran puntuaciones elevadas en una escala estándar de depresión y a los que estuvieran tomando antidepresivos.

+

Durante 4 años, se distribuyó aleatoriamente a 118 pacientes en grupos bien emparejados por la gravedad del ictus y por las características iniciales. El cumplimiento fue similar en el grupo de la fluoxetina y en el del placebo. En total, fallecieron 2 pacientes antes de los 90 días y 3 se retiraron del estudio, dejando para el análisis a 113 pacientes (57 asignados a fluoxetina y 56 a placebo). Todos los pacientes recibieron fisioterapia de forma simultánea durante los 3 meses de estudio, además del fármaco asignado.

+

La mejoría de la FFMS a los 90 días fue significativamente mayor en el grupo de tratamiento que en el del placebo (media ajustada, 34.0 puntos y 24.3 puntos, respectivamente; p = .003). Aunque la puntuación total de la NIHSS no fue significativamente diferente entre los dos grupos a los 90 días, la puntuación del componente motor sí fue significativamente mejor en el grupo de la fluoxetina. La puntuación de Rankin modificada (mRS, del inglés modified Rankin score), una prueba de independencia funcional, no mostró diferencias significativas a los 90 días entre sendos grupos, pero la media del cambio ajustado en la mRS fue significativamente menor en el grupo de la fluoxetina. Como, tal vez, era de esperar, la frecuencia de depresión fue significativamente mayor en el grupo del placebo que en el de la fluoxetina (29% y 7%, respectivamente; p = .002). Tras ajustar por depresión clínica, el cambio de la FMMS en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.