Skip to Main Content

+

Tanto el sunitinib, un inhibidor de varias tirosina cinasas, como el everolimús, un inhibidor por vía oral de la diana de la rapamicina en mamíferos (mammalian target of rapamycin [mTOR]), han mostrado una impresionante actividad antitumoral como monoterapia en pacientes con tumores neuroendocrinos pancreáticos avanzados (Raymond et al., 2011; Yao et al., 2011). El sunitinib (37.5 mg al día por vía oral) se asoció con una mediana de supervivencia sin progresión de 11.4 meses en comparación con 5.5 meses para el placebo (p < .001) en un estudio aleatorizado con 171 pacientes (Raymond et al., 2011). En total, murieron 9 pacientes (10%) en el grupo del sunitinib y 21 (25%) en el grupo del placebo. La tasa de respuesta objetiva fue 9.3% con sunitinib y cero para el placebo. Los pacientes tratados con sunitinib presentaron más diarrea, náuseas, vómitos, astenia y cansancio.

+

En otro estudio (Yao et al., 2011), se asignó de manera aleatoria a 410 pacientes con cáncer neuroendocrino pancreático avanzado para que recibieran everolimús (10 mg al día por vía oral) o placebo. La mediana de supervivencia sin progresión fue 11.4 meses con everolimús y 4.6 meses con placebo. El porcentaje de pacientes vivos y sin progresión de la enfermedad a los 18 meses fue 34% con everolimús y 9% con placebo. Al igual que con el sunitinib, solo un pequeño número de pacientes presentaron respuestas que cumplieran los criterios RECIST de respuesta parcial (10 pacientes; 5%); sin embargo, muchos más pacientes presentaron pequeñas reducciones tumorales que no cumplieron esos criterios. Los pacientes tratados con everolimús presentaron más estomatitis, erupciones cutáneas, diarrea, cansancio e infecciones respiratorias altas.

+

Generalmente, el tratamiento de referencia de los tumores neuroendocrinos gastrointestinales y pancreáticos se ha limitado a la realización de esfuerzos por controlar los síntomas de la expansión tumoral y los efectos sistémicos remotos de los productos secretados por el tumor. En ese contexto, se usan con frecuencia interferón a y octreótido. A un subgrupo de pacientes se les trata con péptidos marcados con radionúclidos. No se dispone de datos comparativos sobre la eficacia, ni está claro si se puede mejorar la supervivencia o aumentar las tasas de respuesta mediante combinaciones de fármacos activos. Sin embargo, se han añadido otras dos armas al arsenal terapéutico para combatir esta enfermedad.

Raymond E et al. Sunitinib for the treatment of pancreatic neuroendocrine tumors. N Engl J Med 2011;364:501.   [PubMed: 21306237]
Yao JC et al. Everolimus for advanced pancreatic neuroendocrine tumors. N Engl J Med 2011;364:514.   [PubMed: 21306238]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.