Skip to Main Content

+

Las endoprótesis liberadoras de fármacos de primera generación (paclitaxel y sirolimus) se asocian con menores tasas de reestenosis y necesidad de revascularización posterior del vaso diana, que se ven contrarrestadas en parte por un pequeño aumento del riesgo de trombosis de la endoprótesis respecto a las endoprótesis metálicas. En un metaanálisis, Palmerini et al. (2012) recogieron datos de 49 estudios de endoprótesis, tanto de primera como de segunda generación, para contabilizar las tasas de trombosis con endoprótesis metálicas, de sirolimus, paclitaxel, everolimus y zotarolimus. Observaron que las endoprótesis de everolimus se asociaban con menores tasas de trombosis a los 30 días y al año que todos los demás tipos de endoprótesis; con menores tasas de trombosis tardía de la endoprótesis a los 2 años que las de metal, paclitaxel y zotarolimus; y con menores tasas de trombosis muy tardía de la endoprótesis que las de paclitaxel. Es interesante que las endoprótesis de sirolimus se asociaron con menores tasas de trombosis de la endoprótesis a los 30 días y al año que las metálicas, con menores tasas de trombosis de la endoprótesis al año que las de paclitaxel y zotarolimus, y con menores tasas de trombosis tardía de la endoprótesis que las de paclitaxel. Sin embargo, en análisis de sensibilidad se atenuaron estas diferencias observadas con las endoprótesis de sirolimus. En cambio, los análisis de sensibilidad no afectaron a lo observado con endoprótesis de everolimus.

+

Con las endoprótesis liberadoras de fármacos de primera generación, resultaba difícil y controvertido el cálculo de balance entre reducción de la reestenosis de la endoprótesis y aumento de la trombosis de la endoprótesis. Aunque menos definitivo de lo que sería un estudio comparativo aleatorizado, este metaanálisis indica que las endoprótesis de everolimus pueden liberar a los cardiólogos intervencionistas de esta valoración riesgo-beneficio al eliminar prácticamente el aumento del riesgo de trombosis de la endoprótesis. Es importante señalar que este estudio no fue capaz de distinguir entre el efecto del biopolímero y el de otras características de la endoprótesis (p. ej., tamaño o diseño de la malla) y, probablemente, las diferencias del tratamiento antiplaquetario entre los estudios también introduzcan un sesgo. Sin embargo, el estudio destaca el mejor rendimiento de las endoprótesis gracias al avance y las mejoras en su diseño.

Palmerini T et al. Stent thrombosis with drug-eluting and bare-metal stents: Evidence from a comprehensive network meta-analysis. Lancet 2012;379:1393.

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.