Skip to Main Content

¿Qué pasa cuando un estudiante de Medicina o de otras áreas de la salud no tiene una formación aceptable en Epidemiología y Estadística?

Desde el punto de vista cognitivo le resulta difícil o imposible efectuar abstracciones lógicas a partir de la lectura de reportes cuantitativos, artículos de investigación o libros de texto. Además, desde otro punto de vista de los procesos de su formación médica, no puede valorar adecuadamente los caminos y procedimientos seguidos por los investigadores a lo largo de la historia para generar los conocimientos plasmados en las asignaturas de su plan de estudios. Le cuesta trabajo incorporar a su acervo de conocimientos y destrezas las capacidades mínimas para la cuantificación de los fenómenos que influyen en la salud e, igual de grave, no puede evaluar la fuerza de la evidencia presentada a favor o en contra de procedimientos médicos y de acciones de salud pública.

Usualmente la formación metodológica del profesional de la salud se ve reforzada si estudia algún posgrado; sin embargo, los resultados de una educación tardía suelen ser bastante ineficientes o inefectivos, a veces, casi del todo. Por ello, la preparación y entrenamiento tempranos favorecen sus habilidades para que sea capaz de cuestionar la validez, representatividad, calidad y limitaciones de la información que se le presenta a lo largo de sus estudios de licenciatura.

Tradicionalmente, en la mayoría de las universidades, han sido los departamentos de Salud Pública los encargados de la educación cuantitativa de los estudiantes de licenciatura y posgrado de Medicina, Veterinaria o Enfermería a través de la impartición de cursos de Epidemiología, Estadística e Informática Médica. En la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México tal es el caso. Si bien es cierto que diversas asignaturas tales como Fisiología, Farmacología, Bioquímica o Microbiología, entre otras, muestran a los estudiantes los elementos del método científico que dieron lugar a los descubrimientos de cada una de dichas ciencias, es en los programas de Salud Pública en donde se extienden los contenidos más allá de lo estrictamente conceptual para llevar a los estudiantes a la práctica de procedimientos metodológicos y técnicos relacionados con el manejo y aprovechamiento de la información médica.

A corto plazo, este libro está dirigido a favorecer que los estudiantes no solamente conozcan una variedad de métodos cuantitativos, sino que los usen en beneficio de su formación en diversas áreas de la salud y de su desempeño profesional exitoso. A largo plazo, la intención de la obra es contribuir a que los lectores funcionen productiva y exitosamente en la sociedad del conocimiento y a que adquieran capacidades críticas y habilidades productivas en los campos de la salud individual y de la salud colectiva.

Por lo anterior, y con la intención de contribuir a mejorar la sensibilidad cuantitativa de los alumnos, el Departamento de Salud Pública se ha dado a la tarea de poner a disposición de ellos y de sus profesores el presente texto que está compuesto por 14 capítulos dedicados a los métodos, diseños y técnicas epidemiológicas y de 8 destinados a las bases de la Estadística analítica. Los capítulos han sido escritos por profesores con amplia experiencia en la enseñanza de la Epidemiología y la Estadística y con preparación académica autorizada. Muchos de los contenidos y la forma de mostrarlos a los estudiantes han sido probados en la docencia cotidiana durante varios años, con resultados halagadores. Igualmente, el material contenido ha mostrado ser útil como referencia para estudiantes de posgrado y para el personal del campo de la salud en activo.

Jesús Reynaga Obregón

Profesor de Estadística Médica

México, noviembre de 2011

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.