Skip to Main Content

Historia y justificación

“Hipócrates menciona el uso de sondas en el Corpus Hipocraticum, siglo IV a.C.”

Existen muchos antecedentes en la historia de la cirugía, relativos al uso de recursos auxiliares en el cuidado quirúrgico de los pacientes, así en las culturas babilónica, egipcia, china e indostana se encuentran ejemplos del uso de segmentos tubulares de carrizo o caña que utilizaron para hacer férulas o drenes, como los indostanos, cuando efectuaban rinoplastias.

En Pompeya, Italia, se han encontrado instrumentos compatibles con las sondas metálicas; antiguas culturas de América, como los mayas y aztecas, presentan en sus códices algunos dibujos de cráneos trepanados con tubos incrustados.

Lanfranc, en su obra Cirugía Magna, publicada en 1296, habla de la intubación del esófago. Chassaignac (1804-1875), cirujano parisiense, tuvo la idea de utilizar los drenajes con tubos de caucho o de vidrio para canalizar líquidos producidos en el abdomen séptico.

Sirva lo anterior como algunos ejemplos acerca del uso de sondas y drenes, que junto con las cánulas y catéteres representan en la actualidad un recurso indispensable para la atención a infinidad de pacientes quirúrgicos y médicos, recursos sin los cuales muchos enfermos morirían de manera irremediable.

Basta entrar al servicio de urgencias de cualquier hospital para observar que una gran mayoría de los pacientes tienen instalados uno o varios catéteres y sondas gástricas, urinarias y angiológicas, entre otras. Por ello, el estudiante de medicina debe conocer este material, sus usos, indicaciones, tiempo de instalación y riesgos que entraña su uso, consciente de que ningún recurso terapéutico es inocuo. Sin embargo, si también se emplea con una indicación precisa, incrementan los beneficios y disminuye la posibilidad de complicaciones.

Objetivos generales

Estos recursos terapéuticos tienen múltiples aplicaciones, a manera de introducción y en forma general se utilizan para:

  1. Evacuar secreciones, líquidos o gases de órganos o cavidades normales o patológicas.

  2. Introducir al organismo diversas sustancias, como líquidos, electrólitos, vitaminas y alimentos, antisépticos, modificadores del pH, material radiopaco para imagenología contrastada, entre otros.

  3. Introducir y controlar el flujo de gases o vapores, o favorecer su expulsión de órganos donde se estén colectando (estómago y recto).

  4. Dilatar conductos (uretra) o ponerles férulas (colédoco).

  5. Explorar cavidades y obtener muestras anatómicas o de líquidos para su estudio histológico, citológico, químico o bacteriológico.

  6. Cohibir hemorragias por compresión con balones de los vasos sangrantes.

Todos estos recursos: sondas, cánulas, catéteres y drenes pueden necesitarse en cualesquiera de las etapas de la atención del paciente quirúrgico, esto es, durante el preoperatorio, el transoperatorio o el posoperatorio normal o complicado; en algunas situaciones de patología, sobre todo oncológica, el enfermo permanecerá con una sonda instalada el resto de su vida.

Definiciones

Cánula. Instrumento semirrígido, con trayecto interno, que se utiliza para administrar gases o permitir la salida de secreciones del aparato respiratorio; para ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.