Skip to Main Content

Introducción

“La cirugía no termina al final del transoperatorio, sino hasta la rehabilitación total del enfermo.”

La finalidad de toda intervención quirúrgica es curar o paliar la enfermedad que aqueja al paciente, sin embargo, no es posible lograr la rehabilitación del enfermo si no se establece una serie de medidas de vigilancia y cuidados durante el periodo que sigue a la operación, ya que durante el mismo puede surgir una serie de complicaciones que comprometan el éxito de la intervención e incluso la vida.

Deben conocerse las medidas de control y cómo se puede identificar la presencia de alguna complicación, para tratarla de inmediato y evitar que el daño progrese.

Conceptos generales

Definición

El posoperatorio se define como el periodo que sigue a la intervención quirúrgica y durante el cual se continúan, de manera decreciente, los controles y cuidados instalados durante la misma hasta la rehabilitación del enfermo.

Límites

Posoperatorio inmediato. Comprende las primeras 72 horas, lapso durante el que deben estabilizarse por completo los reflejos y respuestas homeostáticas.

Posoperatorio mediato. Comprende del tercer al trigésimo días, periodo suficiente en la mayor parte de las intervenciones quirúrgicas, para dar de alta definitiva al enfermo de la consulta quirúrgica.

Tipos

Posoperatorio estable. Cuando la evolución del enfermo es hacia la rehabilitación y no existe un proceso patológico intercurrente o agregado que lo perturbe.

Posoperatorio patológico. Cuando surgen una o varias complicaciones agregadas que interfieren con la evolución del enfermo hacia la mejoría, e incluso ponen en peligro la función de algún órgano, aparato, sistema o la vida misma. (Estas complicaciones se tratan más adelante.)

Cuidados del posoperatorio estable o normal

Independientemente de la magnitud de la operación que se ha llevado a cabo, debe continuarse una serie de cuidados y controles cuya frecuencia e intensidad es directamente proporcional al tipo de intervención realizada y a las condiciones clínicas en que se encuentra el paciente.

Para ello, se establece que todo enfermo que sale del quirófano debe ser trasladado a la sala de recuperación, donde el anestesiólogo continúa como el responsable directo, asimismo, deben mantenerse los controles de bajo o de alto riesgo que se establecieron en quirófano, y sólo en la medida en que el enfermo restablezca sus reflejos y respuestas homeostáticas, se irán reduciendo de manera paulatina.

Cuando se considera que el control intensivo del enfermo debe prolongarse debido a sus condiciones clínicas, será trasladado en forma inmediata a la unidad de cuidados intensivos.

Expediente clínico posoperatorio

Al término de la operación, el cirujano y sus ayudantes integrarán el expediente clínico posoperatorio, que consta de lo siguiente:

  1. Hoja quirúrgica, que comprende los siguientes rubros:

    1. Diagnóstico preoperatorio ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.