Skip to Main Content

Introducción

La comunicación intercelular ocurre de diversas maneras; las hormonas representan, sin duda, una de las formas más extraordinarias para lograr dicha comunicación. La célula que envía el mensaje químico puede estar cercana a la célula blanco que lo recibe (interacción paracrina), estar muy lejos (endocrina) o ser ella misma la que se autorregula (autocrina); las terminaciones nerviosas secretan neurohormonas con el mismo fin (neurocrina). En el tracto gastrointestinal la regulación de las diversas funciones celulares, por lo general, ocasiona una regulación en la producción y secreción del producto de la célula blanco, también la contracción o relajación de la célula muscular lisa y muchas otras funciones; los transmisores endocrinos en el tracto digestivo son péptidos (como gastrina, secretina, colecistocinina), los neuropéptidos pueden ser péptidos (péptido intestinal vasoactivo) o taquicininas (como acetilcolina y epinefrina) u óxido nítrico. En el cuadro 19-1 se enlistan las hormonas que más se han estudiado y con el mayor interés por sus aplicaciones clínicas, reales o potenciales.

Cuadro 19-1.

Péptidos

La mayoría de los péptidos que se mencionan a continuación se refiere a grupos de péptidos con funciones similares y estructuras moleculares con discretas variaciones, con frecuencia se producen con prohormonas que sufren modificaciones posteriores a su producción o secreción, y generan diversos metabolitos con mayor o menor actividad biológica. Se encontraron dichos péptidos y sus receptores no sólo en el tracto gastrointestinal, sino en otros órganos e inclusive en el sistema nervioso central donde tienen funciones regulatorias tan importantes como en el control del apetito.

Es en este aspecto de control del apetito donde estos péptidos reguladores reciben la mayor atención debido a su gran potencial terapéutico en el control de este problema de salud pública, por lo que en el presente capítulo se enfatizará su papel en esta área médica.

El descubrimiento por Bayliss y Starling en 1902 de la secretina como estimulante de la secreción pancreática constituye la piedra angular de la endocrinología moderna. Los péptidos del tracto digestivo regulan funciones diversas; las que al inicio se estudiaron incluyen la digestión y la absorción de nutrientes. En la actualidad se considera que existe el eje neuroenteral regulado por un sistema neuroendocrino, el cual optimiza las funciones digestivas que se mencionaron y algunas más. Muchas hormonas digestivas actúan en el hipotálamo y otras regiones como el núcleo arcuato, el cual integra las señales que gobiernan el apetito, con frecuencia por vía vagal, por ejemplo, al aumentar o disminuir el vaciamiento gástrico.

Polipéptido pancreático (PP)

Se trata de un grupo de péptidos que incluye a los dos péptidos pancreáticos (PP), al péptido tirosina-tirosina ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.