Skip to Main Content

Introducción

Durante el desarrollo del ojo se ejercen fenómenos inductivos en los cuales se expresa o se reprime la actividad de diversos genes; estos fenómenos deben de presentarse en el momento exacto y en el espacio adecuado para que la morfogénesis sea correcta.

A través de estudios desarrollados en algunos animales inferiores se ha determinado que durante la morfogénesis del ojo se expresan alrededor de 2 500 genes, en este capítulo se consideran sólo los más importantes, en especial la expresión de Pax-6, denominado gen maestro de la morfogénesis del ojo.

Formación de las vesículas ópticas

El desarrollo del ojo inicia a los 22 días, con la aparición de un par de depresiones localizadas en los pliegues neurales, los surcos ópticos (figura 22-1). Posteriormente, cuando se cierra el tubo neural, el prosencéfalo se subdivide y forma el telencéfalo y el diencéfalo; en este último se observan dos evaginaciones originadas de los surcos ópticos, denominadas vesículas ópticas, rodeadas de mesénquima que procede de células de la cresta neural y de mesodermo (figura 22-2). La pared de las vesículas ópticas procede del diencéfalo, por tanto, está constituida por neuroepitelio; la cavidad de esta estructura es una continuación del tercer ventrículo.

Figura 22-1.

Esquema sagital de un embrión humano durante la cuarta semana. Se muestra la neurulación en el dorso del embrión y la formación de los surcos ópticos en los pliegues neurales.

Figura 22-2.

Esquema frontal que representa la formación de las vesículas ópticas a partir del diencéfalo.

Las vesículas ópticas se alargan y forman una porción proximal llamada pedículo óptico; la porción distal hace contacto con el ectodermo superficial al cual inducen para que éste forme la placoda del cristalino; en dicho evento participa la expresión de Pax-6.

La placoda es visible en embriones humanos en la región lateral de la cabeza a partir de la cuarta semana (figuras 22-3 y 22-4).

Figura 22-3.

Esquema frontal de la cabeza de un embrión que representa la formación del pedículo óptico.

Figura 22-4.

Esquema sagital de un embrión de cuarta semana que representa la formación de la placoda del cristalino.

Formación de la copa óptica

Durante la sexta semana, bajo la inducción de la placoda del cristalino, la vesícula óptica se invagina formando la copa óptica (cúpula óptica) integrada por dos paredes: capa externa e interna de la retina, la cavidad de la vesícula óptica queda reducida entre ambas capas de la retina ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.