Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

En México, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), la prevalencia de hipertensión arterial sistémica (HAS) en 2006 fue 30.8%, esto es alrededor de 17 millones de mexicanos mayores de 20 años.

En fecha reciente la Reencuesta Nacional de Hipertensión Arterial (RENAHTA) informó que la tasa anual de muerte es de 1.15% en individuos con HAS y que 54.7% de la población acudió a un servicio de urgencias al menos una vez durante el seguimiento.2

Entre 1 y 2% de los pacientes con HAS tiene una emergencia hipertensiva; ésta es más frecuente en los varones de raza negra y en el grupo de edad de 40 a 50 años.

DEFINICIONES

Según el Comité Nacional Conjunto (JNC, Joint National Committee on Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure) 7, la HAS se define con cifras de ≥140/90 mmHg. En la actualidad no existe uniformidad en los términos empleados para describir las elevaciones súbitas dañinas de la presión arterial (PA). La hipertensión grave se define como elevaciones >179/109 mmHg. El término hipertensión acelerada se refiere a individuos con retinopatía del grupo 3 de Keith-Wagener-Barker (exudados y hemorragias). Hipertensión maligna describe a individuos con retinopatía del grupo 4 (papiledema).

El término “crisis” sugiere la necesidad de una intervención inmediata.7 No hay una cifra absoluta para determinar una crisis hipertensiva; tradicionalmente se define como una PA >180/120 mmHg, que es el nivel en el que la mayor parte del daño a órganos blanco se presenta.

La actualización del Consenso Nacional de Hipertensión Arterial (2006) propone la siguiente clasificación:

  1. Hipertensión descontrolada: manifestaciones menores de daño a órgano blanco (cuadro 10-1).

  2. Urgencia hipertensiva: manifestaciones mayores de daño a órgano blanco (cuadro 10-2).

Cuadro 10-1.

Manifestaciones menores de daño a órgano blanco

Cuadro 10-2.

Manifestaciones mayores de daño a órgano blanco

Para los propósitos de este texto los autores definen la crisis hipertensiva como la elevación extrema de la PA y la clasifican en:

  1. Descontrol hipertensivo: sin evidencia de daño a órgano blanco.

  2. Urgencia hipertensiva: presencia de manifestaciones menores de daño a órgano blanco.

  3. Emergencia hipertensiva: presencia de manifestaciones mayores de daño a órgano blanco.

ETIOLOGÍA

  1. Descontrol agudo de hipertensión arterial esencial crónica (causa ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.