Skip to Main Content

ENFERMEDAD LITIÁSICA DE LA VÍA BILIAR

La enfermedad litiásica de la vía biliar es un problema de salud pública importante. En México, 20% de las mujeres y hasta 10% de los varones adultos tiene cálculos biliares, con una prevalencia global un poco mayor de 14%.

Los conductos biliares, la vesícula y el esfínter de Oddi intervienen en conjunto en el proceso de formación, almacenaje y flujo de los 600 a 750 ml de líquido biliar que el hígado produce cada día. Los cálculos biliares representan la incapacidad del sistema para mantener algunos solutos biliares (p. ej., colesterol y calcio) en estado soluble. En México hasta 80% de los cálculos está formado por una mezcla de colesterol y calcio (sólo 10% es de colesterol puro), el restante 20% es de pigmentos biliares. Los cálculos biliares son raros en menores de 20 años y su prevalencia aumenta con la edad.

Litiasis asintomática

La mayor parte de los cálculos biliares (80%) es asintomática y se encuentra como hallazgo en estudios de imagen como ecografía o tomografía axial computada (TAC). La tasa de conversión de la enfermedad asintomática en sintomática es de 2.5% por año. La colecistectomía profiláctica sólo se efectúa a pacientes sin síntomas cuando hay riesgo de malignización (vesícula en porcelana) y en enfermedades hemolíticas crónicas que favorecen la producción de cálculos de pigmento biliar.

Litiasis sintomática

El principal síntoma de la enfermedad por cálculos biliares es el dolor, que se denomina cólico vesicular y se produce por una obstrucción transitoria del conducto cístico que causa una dilatación dolorosa de las paredes de la vesícula. Este cuadro aparece más de 50% de las veces después de una comida copiosa y rica en grasas. El dolor se localiza en el epigastrio y se irradia hacia el hipocondrio derecho, la parrilla costal o la punta de la escápula derecha. Aunque la intensidad es variable, casi siempre lleva al paciente a buscar atención médica. A menudo se acompaña de náuseas y vómito. Su duración oscila entre 1 y 5 h, si bien puede ser más prolongada. El cuadro se resuelve de manera espontánea y puede volverse a presentar en los siguientes días.

Colecistitis aguda

Alrededor de 15% de los pacientes que manifiesta cólico vesicular desarrolla colecistitis aguda. En general el dolor dura más de 5 h, está más delimitado y los síntomas suelen ser más constantes y persistentes. Por lo general se acompaña de fiebre de bajo grado. La ictericia sugiere coledocolitiasis, colangitis o síndrome de Mirizzi.

La evolución se caracteriza por obstrucción del conducto cístico, distensión de la pared vesicular, proliferación bacteriana y, si el cuadro persiste, puede complicarse con gangrena, colecistitis enfisematosa, perforación y fistulización.

En la exploración física es posible observar interrupción súbita de la inspiración del paciente cuando el examinador palpa de manera profunda ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.