Skip to Main Content

DEFINICIÓN

La endocarditis infecciosa (EI) es un síndrome clínico que se caracteriza por la infección del endotelio del corazón (incluso las válvulas cardiacas) además de manifestaciones sistémicas, embólicas e inmunológicas.

EPIDEMIOLOGÍA

La incidencia de la EI se aproxima a 6.2 casos/100 000 personas-año. La relación entre hombres y mujeres varía entre 3:2 y 9:1. En la actualidad la epidemiología de la EI muestra una tendencia a afectar a individuos >40 años, en parte por el incremento de la proporción de sujetos que requieren un reemplazo valvular a causa de enfermedad valvular degenerativa y por el descenso de la incidencia de cardiopatía reumática. La mayoría de los casos de EI en individuos menores de 40 años se debe al uso de drogas IV o dispositivos intravasculares (catéteres o marcapasos).

MICROBIOLOGÍA

Una gran variedad de microorganismos puede causar EI. Los agentes más frecuentes son S. viridans, S. aureus y estreptococos de los grupos B, C y D (cuadro 59-1).

Cuadro 59-1.

Microbiología de la endocarditis infecciosa

FACTORES DE RIESGO

Los factores que predisponen al desarrollo de EI incluyen: uso de drogas intravenosas, enfermedad estructural cardiaca, prótesis valvular cardiaca, antecedente de endocarditis, hemodiálisis crónica e infección por VIH (cuadro 59-2).

Cuadro 59-2.

Factores de riesgo para endocarditis infecciosa

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de endocarditis infecciosa (EI) se basa en las características clínicas y hemocultivos positivos en presencia de lesión estructural cardiaca. Sin embargo, algunos pacientes con EI no tienen hemocultivos positivos (endocarditis con cultivos negativos <5%) o no se identifica una lesión cardiaca predisponente al inicio (∼25% sin evidencia de lesión estructural). Los criterios diagnósticos más aceptados son los de Duke modificados (cuadros 59-3 y 59-4).

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.