Skip to Main Content

Introducción

Los nombres de las múltiples secuencias disponibles en los equipos modernos de resonancia magnética varían según la marca del equipo. Entre esas secuencias figuran T1, T2, T2 con saturación grasa y SPIN del eco, eco-SPIN con saturación grasa, SPIN-eco de gradiente (SPGR), SMARP PREP y secuencias FLASH y turbo-FLASH, todas sincronizadas con sistema de compuerta cardiaca y banda de compensación respiratoria.

Antes de lanzar las secuencias se debe pedir al paciente una respiración profunda sostenida por 19 seg, con descanso entre una exposición y otra, en fase simple; luego se pueden realizar estudios con saturación grasa y material de contraste a partir de gadopentetato de dimeglumina (gadolinio) administrado en bolo con inyector a dosis de 0.2 ml/kg de peso corporal, antes y después de administrar solución salina. En pacientes con lesiones hepáticas se sugieren estudios tardíos a los 10 min para diferenciar mejor las lesiones metastásicas y los casos de hemangiomas hepáticos.

La mayoría de pacientes coopera con los protocolos, pero en algunos la claustrofobia, disnea, insuficiencia cardiaca o imposibilidad de sostener la respiración durante 19 seg dificultan el procedimiento. En esos casos, las opciones son la secuencia SMARP PREP o la secuencia turbo-FLASH. Si el paciente coopera poco, se recomienda sedarlo; el tamaño de la matriz sugerida es de 512 × 512, similar a la utilizada para tomografías por computadora (TC).

El gadolinio es un medio de contraste extracelular que se equilibra con rapidez (1 a 2 min) en el espacio intersticial de lesiones focales y circunda el tejido normal. Foley y colaboradores describieron tres fases de reforzamiento en la TC dinámica del hígado: de inyección (perfusión), desequilibrada y de equilibrio (intersticial).

Las opciones de tiempos de secuencia son 1, 45, 90 seg y 10 min. Esos tiempos se utilizan para determinar la perfusión adecuada de las siguientes estructuras: reforzamiento arciforme del bazo; diferenciación corticomedular renal; reforzamiento pancreático con delimitación adecuada de la grasa circundante —lo que ayuda a diferenciar insulinomas—, y reforzamiento de venas portales y suprahepáticas. Estos tiempos también se emplean para detectar y caracterizar lesiones hepáticas; las lesiones de colon, intestino delgado, vesícula biliar y conductos biliares se valoran mejor con medio de contraste en la fase intersticial.

Las ventajas de la TC sobre la resonancia magnética (RMN) incluyen mayor resolución espacial, obtención ininterrumpida con incremento de mesa continuo (Pitch), menor duración del procedimiento, calidad de imagen consistente y uniforme en la opacidad de las asas del intestino delgado y colon (debido a que el medio de contraste es oral). En cambio, entre las ventajas de la RMN sobre la TC figuran excelente contraste de los tejidos blandos, capacidad multiplanar y ausencia de radiación ionizante. Las limitaciones de la RMN en la imagen del intestino delgado consisten en falta de información funcional y problemas con la distensión intestinal. La enteroclisis convencional proporciona distensión completa del intestino e información útil, aunque su problema radica ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.