Skip to Main Content

OBSTRUCCIÓN Y ESTASIS URINARIAS

Debido a su posible daño sobre la función renal, la obstrucción y la estasis urinarias son importantes trastornos urológicos. La obstrucción ureteral lleva a hidronefrosis, atrofia renal que puede terminar en insuficiencia renal. Más aún, la obstrucción suele complicarse por la infección, que causa daño adicional a los órganos afectados.

Clasificación

La obstrucción puede clasificarse de acuerdo con la causa (congénita o adquirida), la duración (aguda o crónica), el grado (parcial o completa) y el nivel (vías urinarias superiores o inferiores).

Etiología

Las anomalías congénitas, más comunes en las vías urinarias que en cualquier otro sistema de órganos, suelen ser obstructivas. En la vida adulta, pueden ocurrir muchas obstrucciones adquiridas.

A. Congénitas

Los sitios comunes de estrechamiento congénito son el meato externo en niños (estenosis meatal) o sólo dentro del meato urinario externo, la uretra distal (estenosis), las válvulas uretrales posteriores, los uréteres ectópicos, los ureteroceles y las uniones ureterovesical y ureteropélvica (Beganovic, et al., 2007; Tan y Smith, 2004). Otra causa congénita de estasis urinaria es daño a las raíces sacras 2 a 4 como se ve en la espina bífida y el mielomeningocele. El reflejo vesicoureteral causa estasis vesical y renal (consúltese el capítulo 13).

B. Adquiridas

Las obstrucciones adquiridas son cuantiosas y pueden ser primarias en las vías urinarias o secundarias a lesiones retroperitoneales que invaden o comprimen las vías urinarias. Entre las causas comunes se encuentran 1) estenosis uretral secundaria a infección o lesión; 2) hiperplasia prostática benigna o cáncer de próstata; 3) tumor vesical que afecta el cuello de la vejiga o uno o ambos orificios ureterales; 4) extensión local de cáncer de la próstata o del cuello uterino en la base de la vejiga, que ocluye los uréteres; 5) compresión de los uréteres en el borde de la pelvis por ganglios metastáticos de cáncer de la próstata o el cuello uterino; 6) cálculo ureteral; 7) fibrosis retroperitoneal o tumor canceroso, y 8) embarazo.

La disfunción neurogénica afecta sobre todo a la vejiga. Las vías superiores están dañadas de manera secundaria a obstrucción o reflejo ureterovesical y, con frecuencia, por infección complicada. El estreñimiento considerable, sobre todo en niños, puede causar hidroureteronefrosis bilateral a partir de la compresión de los uréteres inferiores.

La elongación y el torcimiento del uréter secundarios a reflejo vesicoureteral suelen llevar a obstrucción ureteropélvica e hidronefrosis. A menos que se obtenga una cistouretrografía de micción en niños con esta lesión, es posible que se pase por alto la causa primaria y que se administre un tratamiento inapropiado.

Patogénesis y patología

La obstrucción y la disfunción vesical neuropática tienen los mismos efectos en las vías urinarias. Estos cambios pueden comprenderse mejor al considerar los efectos de 1) una estenosis ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.