Skip to Main Content

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO EN URGENCIAS

Casi 10% de todas las lesiones vistas en la sala de urgencias se relacionan, en alguna medida, con el aparato genitourinario. Muchas de ellas son sutiles y difíciles de definir, y requieren gran experiencia en el diagnóstico. El diagnóstico temprano es esencial para evitar complicaciones severas.

La evaluación inicial debe incluir el control de hemorragias y choque, junto con la reanimación, si es necesaria. La reanimación puede requerir sondas intravenosas y una sonda uretral en pacientes con lesiones considerables. En hombres, antes de insertar la sonda, debe examinarse con cuidado el meato uretral en busca de sangre.

Los antecedentes deben incluir una descripción detallada del accidente. En casos que se relacionan con heridas por arma de fuego, es necesario determinar el tipo y el calibre del arma, porque los proyectiles de alta velocidad causan un daño mucho más extenso.

Deben examinarse el abdomen y los órganos genitales en busca de evidencia de contusiones o hematomas subcutáneos, lo que podría indicar lesiones más profundas al retroperitoneo y las estructuras pélvicas. Las fracturas de las costillas inferiores suelen relacionarse con lesiones renales, y las fracturas pélvicas a menudo acompañan a las lesiones vesicales y uretrales. El dolor difuso a la palpación abdominal es consistente con intestinos perforados, sangre u orina intraperitoneal o hematoma retroperitoneal. Es posible someter a los pacientes que no tienen lesiones que amenazan la vida y cuya presión sanguínea es estable a estudios radiográficos más deliberados. Esto proporciona una estadificación más definitiva de la lesión.

Exploraciones especiales (figuras 18.1 a 18.3)

Cuando se sospecha una lesión de las vías genitourinarias con base en los antecedentes y la exploración física, se requieren estudios adicionales para establecer su extensión.

Figura 18.1.

Algoritmo para la estadificación de traumatismos cerrados en adultos.

Figura 18.2.

Algoritmo para la estadificación de traumatismos penetrantes en adultos.

Figura 18.3.

Algoritmo para la estadificación de traumatismos cerrados en niños.

A. Sondaje y evaluación de la lesión

La evaluación de la lesión debe hacerse de manera ordenada para que se obtenga información correcta y completa. Al proceso para definir la extensión se le denomina estadificación. Los algoritmos (figuras 18.1 a 18.3) delimitan el proceso de estadificación de traumatismo urogenital.

1. Sondaje: la sangre en el meato uretral, en hombres, indica lesión uretral; no debe intentarse el sondaje si hay sangre, pero debe realizarse de inmediato la uretrografía retrógrada. Si no hay sangre en el meato, puede pasarse con cuidado una sonda uretral a la vejiga para recuperar la orina; ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.