Skip to Main Content

INTRODUCCIÓN

La próstata es el órgano masculino más afectado con neoplasias, ya sean benignas o cancerosas. McNeal y colaboradores (1988) popularizaron el concepto de la anatomía zonal de la próstata. Se han identificado tres zonas distintivas (figura 23.1). La zona periférica representa 70% del volumen de la próstata del adulto joven, la zona central representa 25% y la de transición 5%. Estas zonas anatómicas tienen distintos sistemas de conductos, pero lo más importante es que se ven afectadas por procesos neoplásicos distintos. De 60 a 70% de los carcinomas prostáticos (CaP) se originan en la zona periférica, 10 a 20% en la zona de transición y 5 a 10% en la zona central (McNeal, et al., 1988). La hiperplasia prostática benigna (BPH) se origina de manera uniforme en la zona de transición (figura 23.2).

Figura 23-1.

A: vista lateral esquemática de la próstata. B: corte de la misma. C: vista transversal del área mostrada en B.

Figura 23.2.

Cantidad total de próstata en el nivel de la uretra prostática media. Obsérvese el vero montanum (V) y las áreas de cáncer prostático (CAP) en la zona periférica y las áreas de hiperplasia prostática benigna (BPH) en la zona de transición.

HIPERPLASIA PROSTÁTICA BENIGNA

Incidencia y epidemiología

La BPH es el tumor benigno más común en hombres, y su incidencia está relacionada con la edad. La prevalencia de BPH histológica en estudios de autopsias se eleva a casi 20% en hombres entre 41 y 50, a 50% en hombres de 51 a 60, y a > 90% en hombres mayores de 80 años. Aunque la evidencia clínica de enfermedad ocurre con menos frecuencia, los síntomas de obstrucción prostática están relacionados con la edad. A los 55 años de edad, casi 25% de los hombres reportan síntomas de micción obstruida. A la edad de 75 años, 50% de los hombres se quejan de disminución en la fuerza y el calibre del chorro urinario.

Los factores de riesgo para el desarrollo de BPH se entienden de manera deficiente. En algunos estudios se ha sugerido una predisposición genética, y algunos han observado diferencias raciales. Casi 50% de los hombres menores de 60 años que se han sometido a BPH pueden tener una forma congénita de la enfermedad. Lo más probable es que se trate de un rasgo autosómico dominante, y los parientes masculinos en primer grado de esos pacientes portan un riesgo relativo cuatro veces mayor.

Etiología

No se entiende por completo la etiología de BPH, pero al parecer es multifactorial y tiene control endocrino. La próstata está integrada por elementos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.